DIARIO EVANGÉLICO DIGITAL «BEREA»

Historiador español denuncia mito y confusión sobre Enrique VIII y el Protestantismo

 

http://diarioberea.blogdiario.com/img/enrique-viii.jpg
                    Enrique VIII.


Viernes 25 de Diciembre del 2009
Historia Cristiana
España


MADRID, España (ACPress.net) El historiador y escritor César Vidal afirma que Enrique VIII «fue un feroz perseguidor de los protestantes» y no el germen de la Reforma. En dos columnas dedicadas a la figura del monarca inglés que se separó de la Iglesia Católica, Vidal recupera la veracidad histórica tantas veces silenciada en el nacimiento de una iglesia que, en sus comienzos, reafirmó los mismos dogmas que la Iglesia de Roma y continuó con su persecución a los protestantes.

 

Desde la columna de 'La Voz', César Vidal está recuperando algunos mitos sobre el Protestantismo que a veces se defienden hasta en círculos cultos. En las últimas dos ocasiones se ha centrado en la figura de Enrique VIII, presentado tantas veces como un reformador, cuando en realidad no lo fue. Sobre este tema Vidal concedió una amplia entrevista a la revista digital eMision.

Enrique VIII «ordenó redactar una profesión de fe en que se afirmaban de manera puntillosa los siete sacramentos católicos», recuerda Vidal en su primer escrito. Castigaba con la hoguera «la negación de la transubstanciación, prohibía a los laicos la comunión bajo las dos especies, vetaba el matrimonio a sacerdotes y antiguos monjes y mantenía la confesión auricular». En resumen, en todas las cuestiones controversiales, Enrique VIII siguió el camino que marcaba el Catolicismo.

http://diarioberea.blogdiario.com/img/eduardo-vi.jpg
Eduardo VI, hijo y sucesor de Enrique VIII.


Y la persecución que ejecutó sobre los protestantes no tuvo nada que ver con lo que sucedió a los católicos, con los que mantuvo «una situación de tolerancia asentada sobre todo en la identidad doctrinal», afirma el historiador.

POSTERIOR GIRO HACIA AL PROTESTANTISMO

El cambio de doctrina en la Iglesia Anglicana llegaría, por lo tanto, más adelante, con la muerte de Enrique VIII y la anulación de sus dictados, lo que permitió a los «herejes que pudieran regresar del continente». Así, el impulso para esta reforma «procedería de Eduardo VI, el rey niño sucesor de Enrique VIII,y de sus dos protectores, Somerset y Warwick», aclara Vidal.

Fue en el año 1552 cuando se aprobó una confesión de fe «de contenido protestante». Pero las luchas no terminaron ahí, ya que su sucesora en el trono, la católica María forzó un regreso a Roma. María, apodada la sanguinaria «ejecutó a 273 protestantes mientras los exiliados se elevaban a centenares», arguye Vidal. «Las hogueras de María obtuvieron el efecto contrario», de forma que «cuando expiró la reina, la mayoría de los ingleses respiró con alivio y los protestantes reanudaron su proyecto reformador».

http://diarioberea.blogdiario.com/img/maria-la-sanguinaria.jpg
María I Tudor, "la sanguinaria".


Es por ello que «la Iglesia Anglicana no había surgido de un choque frontal con Roma sino que, previamente, se había producido un cisma de claro contenido dogmático católico». Una circunstancia que contribuye a explicar «el carácter templado del protestantismo inglés, un Protestantismo que, contra lo que suele creerse, nada tuvo que ver con un rey como Enrique VIII que lo persiguió con decisión e incluso saña», concluye Vidal.

MULTIMEDIA

Puede escuchar aquí una entrevista de Esperanza Suárez a César Vidal sobre Enrique VIII y el protestantismo.

También leer la serie de César Vidal sobre Enrique VII y el Protestantismo.



César Vidal inicia -con Calvino- una serie frente a los «mitos contra el Protestantismo»



MADRID, España (eMision, P+D / Daniel Hofkamp, ACPress.net) El periodista, escritor e historiador César Vidal ha inciado una serie en Protestante Digital en la que reflexiona sobre los mitos difundidos para atacar al Protestantismo. Vidal considera que en España «aún muchos círculos intelectuales» difunden ideas contrarias a la verdad histórica que dañan la imagen de los evangélicos. En la serie se repasarán mitos que atacan la esencia de la Reforma. En su primer capítulo, Vidal rescata la figura de Calvino, un reformador «con muy mala prensa» pero de una importancia fundamental en el alcance de las libertades que disfruta el mundo occidental.

En la entrevista concedida por César Vidal sobre esta nueva serie de mitos antiprotestantes explica la motivación de iniciarla. «Hay una serie de leyendas que no tienen nada que ver con la verdad histórica», explica, que «son de carácter denigratorio y están muy metidas en la mentalidad española». Historias «muy contrarias al Protestantismo» que no sólo han calado en los católicos, sino «incluso entre agnósticos o ateos». Esta serie pretende «poner las cosas en su sitio más allá de mitos», enfrentando estas ideas desde una perspectiva histórica adecuada.

SU NUEVA ETAPA EN LA RADIO

César Vidal desempeña en la actualidad su trabajo en la radio, liderando el programa «Es la noche de César» en la nueva emisora 'esRadio'. Tras los primeros meses de trabajo, el conductor del programa de actualidad se encuentra muy satisfecho. «En apenas siete semanas hemos puesto en pie una cadena de radio que tiene 50 emisoras asociadas», todo un éxito que se ha reflejado en «la respuesta de los anunciantes y de los oyentes», a su juicio, «magnífica».

Además, ha dicho que «el cambio» de la COPE a la nueva emisora «me ha sentado fenomenal». La sensación es ahora «de libertad, de entusiasmo», lo que ha llevado a no echar de menos «nada en absoluto» de su anterior programa –La Linterna- en la emisora católica. Vidal cree que «salir de allí» fue un acierto, «un cambio muy saludable».


Juan Calvino.


RECUPERANDO LA VERDAD SOBRE CALVINO

César Vidal adelantó algunos de los temas que sigue en la columna 'La voz' en Protestante Digital. Una serie que comenzó «con una referencia a Calvino» del que se cumple el quinto centenario de su nacimiento. «El segundo francés más importante de la historia» según una reciente encuesta, recuerda Vidal, y «con una proyección mayor que la de Napoleón».

Calvino fue el primer protagonista sobre los mitos porque «es un personaje que tiene muy mala prensa, sobre todo por gente que no se ha molestado en leerlo o en estudiar su biografía». El francés, además, no sólo escribió de teología, sino que abarcó muchos campos y fue una influencia clave en el parlamentarismo inglés o en la Constitución norteamericana.

Para César Vidal, los méritos de Calvino comienzan en la teología que desarrolla, «a la altura de Agustín de Hipona y seguramente por encima de Tomás de Aquino». Pero su teología influye en otros aspectos sociales relevantes. De hecho, hay estudiosos de la historia económica que entienden que Inglaterra pudo mantener su imperio durante siglos, en contraposición a España, por la «cosmovisión calvinista de Inglaterra: es decir, esa visión del trabajo, del ahorro, de la honradez, que es uno de los grandes aspectos de influencia de la Reforma y, sobre todo, de Calvino».

El historiador concluye que Calvino influyó «en las revoluciones puritanas en Inglaterra, que son las bases del parlamentarismo actual» y en «la Constitución Americana». Una herencia básica para la sociedad actual, lo que demuestra que «la Reforma implica una enorme revolución en términos muy positivos para la historia de la humanidad».


Juan Calvino.


TRABAJO DIGNO Y HONRADO

Una de las doctrinas básicas de Calvino fue la dignificación del trabajo: «todos los trabajos son dignos mientras sean trabajos honrados. Es algo que Dios ha dado al hombre y de hecho antes de la caída ya trabajaba», explica Vidal. Esta idea cambió a los países europeos que acogieron la Reforma. En cambio, en España «hasta finales del siglo dieciocho, con dos siglos y medio de retraso, Carlos III no emite una pragmátca real en la que admite que el trabajo no es infame». Durante dos siglos y medio en el imperio español «el trabajo era visto como algo malo, algo que sigue pesando, por cierto, en la mentalidad de muchos españoles».

También la iglesia católica retrasó la adaptación de este concepto. «Cuando la iglesia católica admite que puede haber santidad en el trabajo es con el Opus Dei, y lo consideran el gran descubrimiento del siglo XX, o sea, con más de cuatro siglos de retraso respecto a la Reforma», agrega Vidal. «Como descubrimiento no es demasiado excelente», ironiza.

CALVINO Y SERVET

Una de las evidencias del desconocimiento de la figura de Calvino está en la comparación que a veces se realiza con Tomás Moro, «un disparate» según César Vidal. «Tomás Moro entendía que la reforma iba a ser el fin del mundo medieval tal como él lo había conocido, y estaba dispuesto a evitarlo como fuera». El inquisidor «dictó sentencias de muerte de disidentes religiosos, quemó Biblias» y a pesar de ello hay quien defiende su buena fama.

Las comparaciones con Calvino vienen por la ejecución de Miguel Servet. Es «el único punto negro indudable», explica Vidal, aunque «es condenado por el consejo de Ginebra; Calvino no dicta esa orden ni forma parte de los mecanismos que emiten esa condena». Un Servet que «estaba condenado por la Inquisición» y que si no hubiese huido a Suiza «hubiera ardido en una hoguera».


Miguel Servet.


El trágico desencuentro entre Servet y Calvino, que llevó al primero a la muerte, sin embargo, no contó con el apoyo de la Reforma ni de los demás reformadores. «Sebastián de Castillone dijo que matar a un hombre no es defender una doctrina sino matar a un hombre», explica Vidal. Además «la ciudad de Ginebra ha levantado un monumento a Servet reconociendo el desagravio por lo que sucedió en el siglo XVI. Si tuviéramos que levantar un monumento a cada hombre que fue quemado por la inquisición católica no tendríamos lugar en las plazas».

El historiador considera que la mala fama de Calvino se corresponde con la intención de compensar la gran cantidad de ejecuciones que se hicieron bajo el auspicio de los gobernantes y jerarquía católicos. «Es de lo poco que se puede acusar a Calvino, pero sería bueno recordar que en estos momentos hay un proceso de beatificación a una reina católica que como gobernante fue excepcional pero entre otras cosas creó la inquisición en España y echó a los judíos». Para Vidal hay «dos varas de medir muy dispares y comparar a Calvino con la Inquisición es un ejercicio de cinismo».

La historia de la Reforma «no tiene nada que ver, ni el más mínimo paralelo» con lo que sucedía con la Inquisición. César Vidal reafirma que «nunca existió una inquisición protestante, e incluso entre ellos había una gran libertad de conciencia».

En los próximos capítulos de la serie, Vidal afrontará otros mitos: como el que dice que «la Reforma la impulsó un rey sanguinario como Enrique VIII, que es mentira», o «el antisemitismo de Lutero que influyó en el Holocausto»; y otros temas «que se repiten como por boca de ganso sin comprobar si tienen veracidad histórica».

 

MITOS DESTRUCTIVOS

Esta serie sobre mitos se extenderá durante varias semanas, hasta el año próximo. Otro mito a tratar será «la afirmación de que aquí -en España- nunca hubo protestantes», pero también mitos que señalan a la actualidad del debate eclesial. «Esa afirmación de que el Protestantismo son como millares de iglesias frente a una sola iglesia, el caso de la Iglesia Católica, que implica desconocer lo que el Nuevo Testamento afirma sobre la iglesia».

Finalmente, Vidal apuesta por recuperar historias que expliquen el impacto positivo del protestantismo en la sociedad, como ha sido la implicación y valoración de la mujer en la sociedad. «En el caso del protestantismo el papel de las mujeres ha tenido una gran importancia desde el principio» ya que «se recupera esa igualdad que muestran las escrituras entre mujer y hombre, esclavo y libre, judío y gentil».

La serie «Mitos sobre el Protestantismo» puede encontrarse en la columna 'La voz' de Protestante Digital, que cada viernes se actualiza con un nuevo artículo de César Vidal.

MULTIMEDIA

- ARTÍCULO de César Vidal: Juan Calvino y la Inquisición

- ENTREVISTA en audio a César Vidal.
.

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: