DIARIO EVANGÉLICO DIGITAL «BEREA»

La Iglesia Anglicana refuerza su postura a favor del obispado femenino

 

 

Martes 20 de Julio del 2010
Iglesia

 Inglaterra

 

LONDRES, Inglaterra (Efe, El País, Reuters / V. Rossato, ProtestanteDigital) El Sínodo de la Iglesia de Inglaterra ha dado un importante espaldarazo para que las mujeres puedan acceder al cargo de obispo, al rechazar la propuesta de compromiso con los grupos más tradicionalistas. Esta propuesta, impulsada por Rowan Williams, arzobispo de Canterbury, fue rechazada por la gran mayoría, por lo que parece quedar vía libre para esta aprobación.

 

La asamblea nacional de los obispos ha decidido que, pese a la oposición minoritaria de sectores conservadores, la legislación debe seguir su curso, por lo que será sometida a la aprobación de los sínodos diocesanos antes de volver al Sínodo general en 2012 para su ratificación definitiva.

Posteriormente, si, como se espera, supera estas votaciones, se trasladará al Parlamento británico para su aprobación por los diputados y la sanción de la reina Isabel II, jefa de la Iglesia Anglicana. Éste es uno de los proyectos de ley más relevantes para la Iglesia de Inglaterra, que desde 1919 tiene potestad para legislar sobre sus asuntos internos, si bien los textos deben ser aprobados por la Cámara de los Comunes, que sin embargo no puede enmendarlos.

UN PARCHE QUE DISGUSTABA A CASI TODOS

Williams quería forjar un compromiso que acabara con el fantasma del cisma. Su propuesta se basaba en la idea de una jurisdicción "coordinada", aprobando la posibilidad de que las mujeres obispo delegaran sus competencias en uno varón cuando así lo requieran los fieles. Una alternativa que a ojos de los sectores liberales era inaceptable porque venía a rebajar el rango legal de las mujeres obispo.

El compromiso que presentaba el arzobispo tampoco convencía a los conservadores, y acabó siendo rechazado por casi todos. El sínodo votó a favor de ratificar que las mujeres accederán al obispado con mínimas concesiones para los conservadores. El acuerdo final señala que las mujeres obispo no tendrán más obligación que consultar un código de directrices en su trato con los tradicionalistas.

Y eso que el arzobispo de Canterbury, un liberal que defiende el acceso de las mujeres al obispado pero busca evitar la división de la ya muy disminuida Iglesia de Inglaterra, hizo un llamamiento al sínodo para que aprobara el obispado femenino; pidiendo a los conservadores que resistieran la tentación de oponerse, retrasando la toma de la decisión a la espera de que la renovación del sínodo les permitiera incrementar su peso e influencia.

«Es muy tentador en tiempos difíciles, como los que hemos vivido estos días, pensar que lo mejor es aparcar los problemas. No creo que esa sea una opción», les dijo. Y la propuesta conservadora de retrasar seis meses la decisión fue rechazada por abrumadora mayoría.

También llamó a los liberales a ser generosos. «El sínodo sigue comprometido a ver mujeres convertidas en obispos por el bien del Reino de Dios en esta Iglesia y en esta nación. Estamos también muy comprometidos por la mayoría del sínodo a tener la máxima generosidad posible y ejercerla de forma coherente hacia las conciencias de las minorías», les dijo.

Muchos observadores creen que el arzobispo Williams sale muy debilitado del conflicto sobre las mujeres obispo. Pero también por las tensiones por otro asunto: la posibilidad de que un pastor abiertamente homosexual ejerza también el obispado. La semana pasada los tradicionalistas consiguieron evitar que el sacerdote homosexual Jeffrey John pudiera ser elegido obispo de Southwark, una diócesis progresista del sur de Londres.


(13-07-2010)

.

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: