DIARIO EVANGÉLICO DIGITAL «BEREA»

Juez deroga política que prohibía a los homosexuales ingresar al ejército de EEUU


 

Sábado 11 de Septiembre del 2010
Sociedad
 Estados Unidos

WASHINGTON, Estados Unidos (The Christian Post) La política de "No preguntes, no digas" ("Don't ask, don't tell") viola los derechos fundamentales de los Estados Unidos y de los miembros en servicio, y es inconstitucional fue el fallo de un juez federal el jueves.

 

La Juez de Distrito de EEUU, Virginia Phillips, llegó a la conclusión de que la política de la era Clinton que prohíbe a los gay servir abiertamente en las fuerzas armadas viola la Primera y Quinta Enmienda. Ella dijo que emitirá una orden impidiendo la ejecución de la política.

 

Decepcionado por la decisión, el Presidente del Consejo de Investigación Familiar, Tony Perkins, comentó: "Una vez más, los activistas homosexuales han encontrado un activista judicial que ayudará en la promoción de su agenda. Esta es una decisión que el Congreso debe basar en la entrada de los hombres y mujeres que sirven y los que los dirigen."

 

En una opinión de 86 páginas, Phillips rechazó los argumentos tradicionales en los que la política crearía problemas de preparación militar y cohesión de las unidades.

 

"Tomada en su conjunto, la evidencia presentada en el juicio demuestran que el efecto de la ley ha sido, no para promover los intereses del Gobierno en la preparación militar y cohesión de las unidades, mucho menos para hacerlo tan significativo, sino para dañar ese interés", escribió.

 

"El testimonio demostró que desde su promulgación en 1993, la Ley ha perjudicado los esfuerzos de los voluntarios militares para reclutar", escribió. "Al mismo tiempo que la ley ha provocado el despido de más de 13.000 miembros de las fuerzas armadas, incluyendo cientos de posiciones críticas, la escasez de tropas ha causado a los militares tener que permitir el alistamiento de los que anteriormente habían sido rechazados debido a su antecedentes penales, su falta de educación, o su falta de aptitud física."

 


El presidente Barack Obama ha apoyado la derogación de esta política.

 

La política de "No preguntes, no digas", concluyó Phillips, no es necesaria para adelantar los intereses del gobierno de EEUU.

 

Perkins, un veterano marino, rechazó la conclusión.

 

"Es difícil creer que un juez del Tribunal de Distrito en California sepa más de que impacta la preparación militar que los jefes de servicio que están todos en el registro diciendo que la ley sobre la homosexualidad en el ejército no debe ser cambiada", dijo en un comunicado.

 

La demanda fue presentada por Log Cabin Republicans, una organización nacional de gays y lesbianas republicanos, en octubre de 2004. El grupo sostuvo que la política viola los derechos constitucionales de sus miembros y solicitó una orden judicial permanente. El caso fue a juicio en julio de 2010.

 

El fallo viene meses después de que la Cámara de Representantes votara en mayo para derogar la política. La legislación se ha estancado en el Senado.

 

El secretario de Defensa de EEUU, Robert Gates, ha asesorado a los miembros del Congreso para que esperen hasta después de que el Pentágono finalice su opinión - que debe presentarse el 1 de diciembre - sobre los efectos de la derogación de DADT ("Don't ask, don't tell") antes de cambiar la regla.

 

El presidente Barack Obama ha apoyado la derogación, pero del lado de Gates. La Casa Blanca elaboró un compromiso de modo que incluso si el Congreso aprueba la derogación de la política, no sería efectiva hasta después de que el Pentágono termine el estudio.

 

El Departamento de Justicia de EEUU defendió la política antes de Phillips y le dio tiempo para apelar el fallo.

(10-09-2010)

.

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: