DIARIO EVANGÉLICO DIGITAL «BEREA»

Akiane Kramarik, una joven artista inspirada por Dios desde los 4 años

Escrito por diarioberea 02-12-2009 en General. Comentarios (0)

 

 

Miércoles 02 de Diciembre del 2009
Testimonio

Estados Unidos

NUEVA YORK, Estados Unidos (Susy de Gordon, CNN/ D. Hofkamp, ACPress.net) Creció en una familia atea, pero gracias a su arte llegó a conocer a Dios. Akiane Kramarik comenzó a dibujar a los cuatro años, y desde entonces no ha parado de trabajar en su pintura de inspiración espiritual. Retratos, paisajes y miradas trazadas con maestría por esta «niña prodigio» que dedica gran parte de sus ganancias a la ayuda al tercer mundo. Su objetivo, mostrar a los demás lo que ella percibe de Dios, un Dios «grande, maravilloso y lleno de amor».

 

«Enseño y ellos escapan. Escucho y ellos acuden. Mi fuerza es mi silencio». Akiane tiene 15 años, y escribió este poema con tan sólo once años. La poesía es una de las pasiones de esta adolescente que desde muy pequeña escribe, compone música y, sobre todo, pinta.

Su talento natural o «don divino», como algunos han definido, no ha pasado desapercibido en Estados Unidos. Hasta Oprah la invitó a su popular programa de televisión para hablar sobre su trayectoria y sus obras cuando tenía tan sólo 9 años. Desde entonces su arte ha saltado a todo el mundo, con visitas internacionales y exposiciones en países como Inglaterra, Alemana o Rusia.

UN DON ESPECIAL PARA PINTAR

Pero todo empezó cuando sólo tenía cuatro años. Hija de un matrimonio entre un norteamericano y una lituana residentes en Idaho, la pequeña Akiane, una niña rubia de profundos ojos azules, comenzó a dibujar aquellas cosas que soñaba. Sus padres, que no le habían dado ninguna educación religiosa, percibieron el impresionante talento de la pequeña. Ella percibía que sus pinturas procedían del mismo corazón de Dios. «Hablaba con Dios cada noche, y luego podía sentir su inspiración al pintar», cuenta en una entrevista realizada por la CNN.

Así que desde muy pequeña lo tuvo claro: necesitaba pintar para contar algo a todos. «Quiero que todos sepan cómo es Dios, tan grande, tan maravilloso como yo lo percibo», argumenta al explicar la temática espiritual de muchos de sus trabajos. Uno de los más conocidos se trata del retrato de Cristo, que tituló «El príncipe de paz». Poco después, pintó al mismo Cristo orando por sus enemigos, en el cuadro llamado «Padre, perdónalos».

Entre sus virtudes expresivas se encuentra la transmisión precisa de las miradas, llenas de contenido y profundidad. Los retratos de niños, personas de otras culturas, o su misma familia, reflejan una intención conciliadora. «Creo que mi arte puede llegar a muchas personas y hacerlas pensar en la paz, el amor de Dios es para todos», explica Akiane. Sus obras pueden verse y adquirirse en su página web, http://akiane.com/, donde también se registran varias apariciones en medios de comunicación de todo el mundo.

Esta «niña prodigio», como la han definido en distintos medios, no va al colegio, sino que su educación se forja en casa, con el método de «homeschooling», lo que le deja más tiempo para pintar y escribir poesía. De su producción escrita ya ha publicado dos libros. Entre sus aficiones está también tocar el piano, la lectura y el baile.

Gracias a su talento y testimonio, toda su familia se acercó a la fe en Dios. Ella considera que «la fe es lo más importante; sin fe nadie puede comunicarse con Dios». Así que su arte tiene el propósito de que «todos amen a Dios y lo conozcan como he llegado a conocerlo».

.

Cuatro familias indígenas evangélicas de Chiapas expulsadas por su fe

Escrito por diarioberea 02-12-2009 en General. Comentarios (0)

 

 

Martes 01 de Diciembre del 2009
Persecuciones
México

 

CHIAPAS, México (UPI/ACPress.net) Cuatro familias indígenas fueron expulsadas de la comunidad Lázaro Cárdenas, en el estado sureño de Chiapas, por profesar la religión evangélica.

 

El pastor evangélico Juan Vázquez denunció que las autoridades de la localidad situada en el municipio de Huixtán, en la región de Los Altos, obligaron a cuatro familias a salir de la aldea. Además, les hicieron firmar un documento en el que se señala que salieron del lugar por su voluntad.

Cabe señalar que la persecución y expulsión de evangélicos es una práctica frecuente en la zona desde hace varias décadas. Según el pastor, la decisión de expulsar a estas familias fue tomada luego de una reunión que sostuvieron las autoridades del poblado, que profesan el Catolicismo.

El dirigente evangélico señaló que a los 21 indígenas expulsados sin aviso previo les sacaron sus pertenencias personales a la calle, para que abandonaran la comunidad la noche de ese mismo día.

Las familias afectadas se refugiaron a un costado de la prisión del municipio de San Cristóbal de Las Casas, de donde fueron rescatados posteriormente por otros evangélicos.

.

Declaración de Manhattan: coalición cristiana defiende la vida, matrimonio y libertad

Escrito por diarioberea 02-12-2009 en General. Comentarios (0)

 

 

Lunes 30 de Noviembre del 2009
Sociedad
Estados Unidos

WASHINGTON, Estados Unidos (ACI/ACpress.net) Una coalición de más de 150 líderes cristianos -obispos católicos, ministros evangélicos y diversos académicos- han firmado la "Declaración de Manhattan", un manifiesto en el que instan a defender la sacralidad de la vida humana, el matrimonio y la libertad religiosa.

 

Los cristianos de Estados Unidos están dispuestos a hacer oír su voz, más allá de las diferencias eclesiales. Así lo demuestra la declaración dada a conocer recientemente, que es un "fuerte llamado" a los cristianos para adherirse a la misma, a la vez que informa a las autoridades civiles que los firmantes "bajo ninguna circunstancia" abandonarán su conciencia cristiana.

"Somos cristianos los que nos hemos reunido yendo más allá de las líneas de las diferencias eclesiales para afirmar nuestro derecho –y lo que es más importante, subrayar nuestra obligación– de hablar y actuar en defensa de estas verdades. Señalamos a nuestros hermanos creyentes que ningún poder de la tierra, cultural o político, nos intimidará con el silencio o la aquiescencia", dice la declaración.

Los firmantes explican que reconocen "el deber de cumplir con las leyes (…) a menos que estas normas sean gravemente injustas o requieran que quienes las cumplan hagan algo injusto o inmoral". Por lo tanto, precisan que no cumplirán “ninguna norma que obligue a nuestras instituciones a participar en abortos, investigaciones que destruyan embriones, suicidio asistido y eutanasia, o cualquier acto anti-vida; ni tampoco bendeciremos uniones inmorales que quieran equipararse al matrimonio, ni nos callaremos para proclamar la verdad, que conocemos, sobre la moralidad y la inmoralidad, del matrimonio y la familia".

El mandato de dar al César lo que es del César, “pero bajo ninguna circunstancia daremos al César lo que es de Dios", precisan.

Tras denunciar la política abortista del gobierno, recuerdan la necesidad de custodiar al matrimonio que es la unión para siempre entre un hombre y una mujer sobre quienes se funda la auténtica familia.

LA REFORMA SANITARIA DE OBAMA

Sobre esta declaración el vaticanista italiano Sandro Magister señala que "no cae en el aire sino en un momento crítico para la sociedad y la política de los Estados Unidos: precisamente mientras la administración de Barack Obama está muy afanada en hacer pasar un plan de reforma de la atención de salud en los Estados Unidos".

El llamado contesta dos puntos puestos en peligro por el proyecto de reforma actualmente en discusión en el Senado. Magister señaló que "el peligro ha sido destapado gracias a una apremiante acción de lobby conducida a plena luz del día por el episcopado católico”.

Después que el voto final había garantizado tanto el derecho a la objeción de conciencia así como el bloqueo de cualquier financiamiento público al aborto, la conferencia episcopal había reivindicado este resultado como un 'triunfo'. "Pero ahora –afirmó Magister– en el Senado la batalla ha vuelto a comenzar desde el inicio, sobre un texto base que de nuevo la Iglesia juzga inaceptable. La Conferencia Episcopal ya ha dirigido a los senadores una carta indicando las modificaciones que quisiera que fueran aportadas a todos los puntos controversiales".

FIRMANTES

Para leer un resumen del manifiesto y el análisis completo del vaticanista Sandro Magister, puede ingresar a: http://chiesa.espresso.repubblica.it/articolo/1341135?sp=y
La declaración completa, en inglés, con la posibilidad de firmarla está en: http://manhattandeclaration.org

Entre los firmantes están el Arzobispo de Filadelfia, Cardenal Justin Rigali, el Arzobispo Emérito de Detroit, Cardenal Adam Maida; el Arzobispo de Denver, Mons. Charles Chaput, el Arzobispo de Nueva York, Mons. Timothy Dolan; el Arzobispo de Washington, Mons. Donald Wuerl, y otros 9 obispos católicos más.

También firmaron la declaración: el metropolita Jonah Paffhausen, primado de la Iglesia Ortodoxa de Estados Unidos, Peter Akinola, primado de la Iglesia Anglicana de Nigeria; el Dr. James Dobson, fundador de Focus on the Family (Enfoque a la Familia); el Dr. William Donohue, Presidente de la Catholic League; Robert Duncan, primado de la Iglesia Anglicana de Norte América; el P. Joseph D. Fessio, fundador y editor de Ignatius Press; William Owens, director de la Coalición de Pastores Afroamericanos; entre otros.
.

2012 y el fin del mundo

Escrito por diarioberea 01-12-2009 en General. Comentarios (0)




Domingo 29 de Noviembre del 2009
Sociedad
 España

Por: José de Segovia*

¿Qué harías hoy, si fuera el último día de tu vida? Esta es la pregunta que muchos predicadores hacen desde hace siglos, pero es también la cuestión en torno a la que gira el drama de la película 2012. El alemán Roland Emmerich se ha convertido en el maestro del nuevo cine catastrófico de Hollywood, cuyos desastres alcanzan ya todo el mundo. El director de Godzilla, Independence Day o El día de mañana se inspira ahora en una falsa profecía maya para volver a hacer lo que más le gusta: destruir el planeta Tierra.

2012 trata una temática especialmente popular en el cine americano –a la que es muy aficionado el público evangélico–. Es el llamado cine apocalíptico, un curioso subgénero de las películas de catástrofes, que en su vertiente secular parece elevar a un prisma metafórico los miedos y frustraciones de la sociedad contemporánea, pero que en su versión cristiana pretende visualizar con todo tipo de detalles cierta escatología evangélica, que se recrea en la figura del Anticristo, la destrucción del Armagedón o la perplejidad del Arrebatamiento.

A la inquietud que ha producido la destrucción de las Torres Gemelas, se han unido ahora los efectos de la crisis económica, para aumentar aún más la conciencia de vulnerabilidad del ciudadano medio norteamericano. Ni siquiera la llegada a la presidencia de un símbolo de esperanza como Barack Obama (claramente evocado por Danny Glover en la película 2012), parece haber resucitado el sueño americano, que se ve ahora construido sobre los cimientos podridos de una creencia que ve al ser humano como el centro del universo, mientras se juega el futuro con hipotecas de alto riesgo.

LA ESTRATEGÍA DEL MIEDO

Como bien observa el crítico de la revista Dirigido Por, Tonio Alarcón, el relato apocalíptico de 2012 se basa en el miedo a la muerte intrínseco en todo ser humano. Es en cierto sentido un cuento ejemplarizante que intenta ser un vehículo para remover conciencias, no del desastre ecológico –como algunos resúmenes de prensa dan falsamente la impresión, ya que la película no hace ninguna referencia al cambio climático–, sino a algo tan cercano como el trauma que producen tantas familias rotas por la incomprensión y el egoísmo.

La referencia astrológica al calendario maya le da un cierto tono trascendente a la historia. Se basa en la absurda interpretación de algunos libros esotéricos actuales, que pretenden que la cultura que

 

florece en el Yucatán mexicano y otras partes de Centroamérica del 300 al 900 antes de Cristo, predijo el fin del mundo para el 21 de diciembre del 2012. Obvia decir que la idea no es sólo disparatada, sino carente de todo rigor astronómico y arqueológico. Los mayas no anunciaron el fin del mundo, como tampoco supieron cuando llegaría Cortés para destruir su civilización milenaria.

Lo importante es que según esta idea de Nueva Era, “el último día no significará la llegada de ninguna calamidad”, sino “una completa nueva conciencia cósmica y una transición espiritual hacia una nueva civilización”, según uno de los autores esotéricos que apuntan a esta fecha. La destrucción traerá por lo tanto un saneamiento moral, que como un nuevo Diluvio anuncia un nuevo comienzo.

LA RELIGIÓN DESTRUÍDA

La visión esotérica se une así al lenguaje bíblico en 2012, que llama a un personaje Noé y a las naves arcas, en una clara referencia al suceso bíblico conocido en casi todas las civilizaciones como un gran Diluvio, que adquiere una dimensión universal. El autor de esta película no es sin embargo alguien conocido por su fe. De hecho, lo único que se sabe de él en Hollywood es que es homosexual (aunque como Bryan Singer, no tiene personajes gay, ya que según él, “las películas no tienen nada que ver con la sexualidad”).

Lo que está, es “contra las religiones organizadas, contra las iglesias”. Porque según él, “¿para qué hay que ir a una iglesia a orar?”. La destrucción del Vaticano de hecho en su película, dice con evidente tono irónico, que trae “el mensaje que si tienes que hablar con Dios, no lo hagas enfrente de una iglesia, porque se te puede caer encima”. Aunque por sugerencia del guionista, Emmerich no se atreve a mostrar la demolición de la Caaba (para evitar una posible fatwa), pero el Cristo del Corcovado en Río corre peor suerte…

¿Cómo entender entonces tantas referencias bíblicas? El presidente afroamericano (interpretado por Danny Glover), intenta hacer una oración ecuménica por televisión –

ante la inminente destrucción–, que cree “refleja toda fe y credo”. Comienza entonces las palabras del Salmo 23, que corta antes de acabar la primera línea (¿cuántos sabrán hoy cómo continua y de dónde viene?), aunque el personaje de Ejiofor (el asesor científico del presidente, Adrian Helmsley) cita extensamente la pobre novela de Jackson Curtis (el protagonista, cuyas iníciales no sólo coinciden con Jesucristo, sino con el actor John Cusack, que lo interpreta bastante correctamente). ¿Dónde está entonces su trascendencia?

EL GRAN FUTURO DEL PLANETA TIERRA

Aunque películas como 2012 dan la impresión que la esperanza de este mundo está en un lugar como el Tibet (donde se construyen las naves que permiten que uno de los monjes esté entre los supervivientes), el budismo no anuncia ningún futuro para el planeta Tierra. Es en la doctrina bíblica de la Creación donde la Revelación nos sumerge desde un principio en la materialidad. Basta con abrir la primera página de la Escritura (En el principio creó Dios los cielos y la tierra, Génesis 1:1) y compararla con la última (Apocalipsis 21:1, He aquí vi nuevos cielos y nueva tierra), para ver la importancia de la Creación en el mensaje bíblico.

El cristianismo evangélico parece sin embargo a veces haber perdido la perspectiva bíblica en un mensaje espiritualista –que desprecia la realidad física y material–, o la discusión sobre los orígenes –contra el evolucionismo–. La teología moderna protestante no se caracterizó tampoco por su interés por la Creación –como demuestra Moltmann–, que ve como un mero escenario para los hechos de Dios en la Historia. La Creación es sin embargo algo más que un decorado para la obra de salvación. Es central al propósito de Dios que dice: He aquí que yo crearé nuevos cielos y nueva tierra (Isaías 65:17).

Ante el miedo de aquellos que temen una hecatombe mundial, los cristianos creen en un Dios que no sólo ha creado, sino que sostiene la Tierra por su Providencia. Las llamadas leyes de la naturaleza no son más que una expresión de su voluntad. La Tierra será renovada, pero no destruida. Por eso decía Lutero que si supiera que Cristo vendría mañana, él plantaría un árbol hoy…

EL JUICIO QUE VIENE

Nos podemos burlar de estas profecías –que como la de San Malaquías o Nostradamus, cada uno interpreta caprichosamente y sin ninguna base–, pero la falsa profecía no nos ha de hacer ignorar sin embargo la verdadera Profecía, que hombres inspirados por Dios nos revelan en la Biblia. Ya en tiempos de Pedro se preguntaban algunos: ¿Qué pasó con la promesa de que Jesucristo regresaría? (2 P. 3:4). Generación va y generación viene, pero el mundo permanece…

Esa gente no se quiere dar cuenta de que, hace mucho tiempo, Dios creó los cielos y la tierra, y de que con una sola orden separó la tierra y los mares. Además, Dios usó el agua del diluvio para destruir el mundo de su época; pero con ese mismo poder, ha hado la orden de que, en el momento indicado, los cielos y la tierra que ahora existen sean destruidos con fuego. Serán quemados el día en que Dios juzgue a todos y destruya a los que hacen el mal. (2 Pedro 3:5-7).

Ese fuego no acabará con la Tierra, sino que hará de ella una nueva Tierra. Pero cuando el Señor Jesús regrese, vendrá como cuando un ladrón entra en una casa a robar (v. 10). Será cuando nadie lo espere. No sabemos el día, ni la hora, pero para el Señor, un día es como mil años, y mil años como un día (v. 8). Su tiempo no es nuestro tiempo, pero no es que Dios sea lento para cumplir su promesa, como algunos piensan…

Lo que pasa es que tiene paciencia, no quiere que nadie muera, sino que todos se vuelvan a Él (v. 9). Ahora es el tiempo de su Gracia. Luego será demasiado tarde. Pero nosotros esperamos el cielo nuevo y la tierra nueva que Dios ha prometido, donde todo será bueno y justo (v. 13). Hay por lo tanto un gran futuro para el planeta Tierra.

MULTIMEDIA


TRAILER: Puede ver o descargarse aquí el trailer en castellano de la película “2012”.

ENTREVISTA: le ofrecemos una entrevista de Daniel Oval a José de Segovia sobre "2012 y el fin del mundo" (6 Mb)

 




* José de Segovia es periodista, teólogo y pastor en Madrid, España.

.