DIARIO EVANGÉLICO DIGITAL «BEREA»

Estudio revela cambios claros en las iglesias evangélicas de EEUU

Escrito por diarioberea 30-12-2010 en General. Comentarios (0)

 

 


Lunes 27 de Diciembre del 2010
Iglesia
 Estados Unidos
 

WASHINGTON, Estados Unidos (entreCristianos / Protestante Digital) Una investigación realizada por el Grupo Barna detectó claros cambios en el movimiento evangélico en los Estados Unidos. Uno de los aspectos señalados es que la mayoría de los cristianos estadounidenses están más interesados en soluciones prácticas para su vida que en principios espirituales.

 

Los investigadores del Grupo Barna realizaron más de 5 mil entrevistas. Los patrones que evidencian un cambio en el movimiento evangélico estadounidense pueden resumirse de la siguiente manera:

Los cristianos son cada vez menos letrados en el plano teológico. Los cristianos norteamericanos cada vez desconocen más temas fundamentales de la fe. Por ejemplo muchos reconocen que la Pascua es un evento religioso pero no todos lo asocian con la Resurrección. Barna indica que la próxima década será un tiempo sin precedentes en relación a la diversidad teológica y las incoherencias.

Los cristianos cada vez proclaman menos su fe a otros. En la actualidad la mayoría de las personas que se convierten en cristianos hoy en día lo hacen por responder a una crisis personal o por el miedo a la muerte (especialmente entre personas de edad avanzada).

La mayoría de los cristianos están más interesados en soluciones prácticas para su vida que en los principios espirituales sobre los que se fundamenta su fe y conducta.

En la actualidad hay un gran interés por la obra social y por actividades de servicio a la comunidad. Sin embargo las iglesias corren el riesgo de debilitar la base espiritual por enfatizar demasiado en estas actividades.

La insistencia en la tolerancia posmoderna domina a los cristianos. Debido al analfabetismo bíblico y a la falta de confianza espiritual muchos estadounidenses se vuelven muy tolerantes para no ser juzgados por la sociedad. El concepto del amor se ha redefinido de manera que sea similar a la ausencia de conflictos y a la confrontación. Esto conlleva a que la iglesia moralmente es más permisiva en aspectos no negociables de la fe.

La influencia del cristianismo en la cultura y en la vida de los norteamericanos casi no se puede percibir.

Noticias Relacionadas:

 

25/09/10 - EEUU: las iglesias evangélicas tradicionales van quedando en ruinas

04/09/10 - EEUU: conocido pastor avisa riesgo de inmoralidad sexual en líderes de iglesias

28/12/09 - EEUU: las iglesias protestantes tradicionales, cada vez más vacías

 

17/04/09 - EEUU: líder bautista denuncia el «suicidio de la iglesia» con pastores sin fe en Dios

14/03/09 - Las iglesias de teología liberal se están quedando vacías en EEUU
. 

(27-12-2010)

.

El Judaísmo es la religión más popular en los Estados Unidos

Escrito por diarioberea 30-12-2010 en General. Comentarios (0)

 



Lunes 27 de Diciembre del 2010
Religiones
 Estados Unidos


NUEVA YORK, Estados Unidos (EFE/ ProtestanteDigital.com)
Según un estudio presentado en American Grace, que preguntó a alrededor de 3.000 estadounidenses para clasificarlos en religiones, determinó que la fe más popular en los EE.UU. es el Judaísmo.

 

"Les pedimos a todos en la encuesta que digan lo que sentían por los católicos, los evangélicos, los judíos, los mormones y los musulmanes. De esta forma, pudimos calcular el ranking de popularidad, por así decirlo, de las diferentes religiones", dijo el psicólogo y escritor Robert Putnam.

"Lo más sorprendente fue que la religión más popular en Estados Unidos son judíos entre los no judíos, seguido de cerca por los católicos. Hace cincuenta años, o hace 100 años, que casi con toda seguridad esto no hubiera sido verdad", remarcó Putnam.

El autor además sacó un libro en octubre, en el que se propuso encontrar la manera en que en América la religiosidad afectaba la democracia y las relaciones entre las comunidades.

Según Putnam, un reconocido sociólogo de la Universidad de Harvard el nuevo estudio confirma que los estadounidenses son un pueblo profundamente religioso, “tanto o más que en Irán”, comparó.

Un ejemplo es que alrededor del 90 por ciento de los estadounidenses creen que existe el cielo tras la muerte. También mostró el estudio que mientras que la religión puede ser perjudicial en muchos casos a la democracia, como lo demuestra en Belfast, Beirut y otros lugares, en América es un factor positivo.

Con respecto a los resultados sorprendentes sobre los judíos, Putnam dijo que un motivo de asombro fue que esto supone un giro en la opinión pública de EEUU ya que "hubo una gran cantidad de anti-semitismo en Estados Unidos durante los años 1930 y 1940". "Lo sabemos por las encuestas de la época, aunque no era tan alto como Europa. Si nos fijamos en la tendencia de los datos año por año por datos similares la última encuesta se ve que hubo una fuerte caída del antisemitismo en 1946", explicó.

 

(26-12-2010)

.

Pakistán: Impiden a Asia Bibi que esposo e hijas la visiten en la cárcel por Navidad

Escrito por diarioberea 30-12-2010 en General. Comentarios (1)


 

Lunes 27 de Diciembre del 2010
Persecuciones
 
Pakistán
 

 

ISLAMABAD, Pakistán (La Razón/ProtestanteDigital.com) La cristiana (evangélica) pakistaní Asia Bibi ha pasado la Navidad en soledad, encerrada en una celda de aislamiento. Las autoridades no han permitido que Ashik, su marido, y las niñas visitaran a su madre en unas fechas tan importantes para la comunidad cristiana en Pakistán.

 

A pesar de la tristeza de no estar con sus seres queridos el 25 de diciembre, Bibi ha recibido “el apoyo y el amor” de miles de cristianos de Lahore que “le han guardado un hueco especial en sus corazones y plegarias” para que la liberen, comentó a la prensa Sohail Johnson, que dirige la ONG Sharing Life Ministry Pakistan. Un equipo de su organización visitó el viernes pasado a Asia en la prisión de Sheikhupura para darle fuerzas para superar esta difícil situación.

“Asia mostró una gran entereza. Ella jamás nos ha pedido nada; únicamente que la tengamos presente en nuestras oraciones”, explicó Sohail, que está profundamente preocupado por las hijas de Bibi. “Me da mucha tristeza pensar que las niñas no han podido celebrar la Navidad con su madre”, expresó. “Nuestra costumbre es comprar ropa nueva para el día de Navidad”, continuó Johnson, pero las hijas de Asia rechazaron el dinero que les entregó Sharing Life Ministry Pakistan para comprarse regalos en Navidad.

Sidra, la mayor de las hijas, rechazo el donativo porque “nuestro único deseo era estar con nuestra madre”, recordó apenado Johnson, que visitó a Ashik y las niñas la semana pasada. El esposo de Bibi agradeció el gran interés y cariño por parte de Sohail, pero se negó tajantemente a “gastar dinero” en unas fiestas en las que “no hay nada que celebrar”. Bibi está en la cárcel en una situación “miserable”, enfrentándose a unas circunstancias “muy duras”, aseguró Shahzad Kamran, abogado y amigo de Asia.

En el hogar de la familia de Bibi no se escuchan risas; una enorme tristeza envuelve las paredes de la vivienda en la que se refugian Ashik y las niñas por temor a las represalias de extremistas. “Para la familia es demasiado doloroso celebrar la Navidad sin Asia”, aseguró Kamran, antes de agregar que las hijas están muy preocupadas: “en todo momento se preguntan qué pasará con su madre. Las niñas tienen miedo de perderla”.


INFLUENCIA DE LOS EXTREMISTAS

Si la Navidad es tiempo de paz, amor y perdón, en Pakistán es motivo de violencia, odio y rencor. A pesar de que existe una ley de protección a las minorías religiosas, los grupos extremistas islámicos trabajan para fomentar y alentar la intransigencia entre una mayoría musulmana y otras comunidades religiosas. Las autoridades paquistaníes han decretado únicamente como día festivo el 25 de diciembre. Las escuelas y universidades continúan con las clases el día 26, por lo que los alumnos cristianos no pueden disfrutar de las vacaciones de Navidad.

El pasado viernes, los principales movimientos islámicos del país: Jamiat-Ulama-e-Islam; Jamaat-e-Islami; y Jamaat -u-Dawa, llamaron a una protesta nacional a favor de la ley sobre la blasfemia y contra la liberación de Asia Bibi, pese a que los grupos cristianos desconvocaron una manifestación pacífica, prevista el mismo día, en contra de esta controvertida ley para evitar enfrentamientos con los islamistas radicales. Ante posibles atentados suicidas contra cristianos, las autoridades reforzaron en estas fechas las medidas de seguridad en las iglesias y parroquias durante la festividad de la Navidad. En Lahore, donde se encuentra la mayor comunidad de cristianos de todo Pakistán, unos 6.000 agentes de las fuerzas de seguridad se desplegaron para proteger las colonias y templos católicos.

A pesar del desánimo general, el marido de Bibi confía en que su esposa será liberada cuando el Tribunal Superior de Lahore reabra el caso, cuyas fechas están por decidir, observó Kamran.

 

“En estas fiestas los corazones de todos los cristianos están rotos, están vacios de felicidad, aunque hayamos decorado las calles y bazares de nuestros barrios y colonias con luces de Navidad”, puntualizó Kamran, mientras explicaba que “muchas iglesias se han solidarizado con Asia y los feligreses rezarán estos días por su liberación”.

Noticias Relacionadas:

23/12/10 - Italia: Diversos grupos marcharán en Roma por libertad de Asia Bibi

17/12/10 - La pakistaní Asia Bibi es cristiana evangélica

03/12/10 - Pakistán persigue en la ONU una resolución internacional contra la blasfemia al Islam

01/12/10 - Cinco cristianos asesinados en una semana por la ley de blasfemia en Pakistán

29/11/10 - Gobierno de Pakistán es excluido de perdonar a cristiana condenada a muerte

 

27/11/10 - Pakistán: Tras indulto de Asia Bibi, manifestaciones y asesinato de un evangélico

 

25/11/10 - Pakistán: Musulmanes protestan por posible perdón para la cristiana Asia Bibi
 
23/11/10 - El presidente de Pakistán perdona la vida a la cristiana Asia Bibi

20/11/10 - La presión internacional reabre el juicio de Asia Bibi, reconociendo fallos legales

 

18/11/10 - Asia Bibi desde prisión: ‘Prefiero morir cristiana que ser libre como musulmana’

(27-12-2010)

.

Récord de peregrinos para Navidad en Belén

Escrito por diarioberea 30-12-2010 en General. Comentarios (0)

 

 

Lunes 27 de Diciembre del 2010
Sociedad
Bandera de Palestina Cisjordania


BELÉN, Cisjordania (The Christian Post) La pequeña ciudad de Belén vio el mayor número de peregrinos en Navidad en una década, según el ejército israelí.

 

Más de 100.000 personas de todo el mundo se reunieron en la famosa ciudad por ser la cuna de Jesús, frente a los 50.000 del año anterior. El aumento de turistas se debe probablemente a la disminución de la violencia entre palestinos e israelitas en los últimos años.

 

"Este es el primer año en que Belén ha recibido a tanta gente", comentó el oficial de la ciudad de Belén, George Saade a la Agencia France-Presse.

 

El número de peregrinos en esta Navidad superó los 90.000 y marca el tercer año consecutivo en fila que Belén ha visto récord de turistas durante las vacaciones. Miles de peregrinos esperaban en fila para ver la gruta débilmente iluminada donde se dice que es el lugar del nacimiento del niño Jesús.

 

Entre los peregrinos están cerca de 500 cristianos de la Franja de Gaza a los que se les concedió un raro permiso vacacional por parte de Israel. Hay unos 3.500 cristianos de Gaza en 1,5 millones de habitantes.

 

Funcionarios palestinos dijeron que los 24 hoteles de Belén se han visto plenos. Los dueños de negocios en Belén, que dependen fuertemente del turismo para sus ingresos, están felices de ver la afluencia de visitantes.

 

"Gracias a Dios que vemos algunos turistas en Belén," dijo Nabil Jakaman, de acuerdo con Voice of America.

 

Alrededor de un tercio de los residentes de Belén son cristianos, frente a alrededor del 75 por ciento en la década de 1950.

Noticia Relacionada:

25/12/10 - ¿Realmente sabemos donde nació Jesús?

 

(26-12-2010)

.

¿Cuándo nació Jesús?

Escrito por diarioberea 30-12-2010 en General. Comentarios (0)

 


Domingo 26 de Diciembre del 2010
Biblia
 Estados Unidos

Por: Ralph Woodrow*

Navidad, 25 de diciembre, es el día designado en nuestros calendarios como el día del nacimiento de Cristo. Pero, ¿es verdaderamente el día en que nació Cristo? ¿Son las costumbres de esta temporada de origen cristiano, o son las navidades el resultado de otra mezcla entre el paganismo y la cristiandad?


Fijándonos en la palabra en inglés Christmas, notamos que es una mezcla de dos palabras. Aunque incluye el nombre de Cristo, también menciona la misa. Ya hemos visto que la misa con sus ritos y ceremonias elaboradas, oraciones paganas por los muertos, transustanciación, etc., es nada más que una continuación de ritos paganos.


La palabra Navidad se halla en la Biblia* y como hemos de ver, ¡el 25 de diciembre no es la fecha en que Cristo nació! Es evidente que nuestro Salvador no nació durante el invierno, pues cuando El nació, los pastores velaban sus rebaños en el campo. “Y había pastores en la misma tierra que velaban y guardaban las vigilias de la noche sobre su ganado” (Lucas 2:8). Como es conocido, los pastores en Palestina no hacen esto durante el invierno. Siempre traen sus rebaños de las montañas a los rediles antes del 15 de octubre.

* Nati – vitá (nacimiento que da vida)

Con esto está claro que Jesús no nació a mitad del invierno. ¿No dicen las Escrituras en qué época del año nació Cristo? ¡Sí! Las Escrituras indican que nació en el otoño. El ministerio de nuestro Señor en la tierra duró tres años y medio (Daniel 9:27)

Su muerte ocurrió al final en la Pascua (Juan 18:39), la cual era en la primavera. Así que tres años y medio antes del comienzo de su ministerio terrenal, marcan el principio de su ministerio en el otoño. Ahora bien, al comenzar Jesús su ministerio, tenía treinta años (Lucas 3:23) Esta era la edad aceptable para que un sacerdote pudiera empezar su ministerio, según el Antiguo Testamento (Números 4:3). De manera que como Cristo comenzó su ministerio a la edad de 30 años y esto era en otoño, 30 años atrás marcaría su nacimiento en el otoño y no en el invierno.

Aunque las Escrituras no indican la fecha exacta del nacimiento de Jesús, hay medio para averiguar la fecha aproximada del nacimiento de Juan el Bautista y como Juan nació seis meses antes de Cristo, al comparar ambas fechas podemos darnos cuenta de la fecha aproximada en que nació Jesús. Zacarías, el padre de Juan, era sacerdote en el templo de Jerusalén. En aquella época, cada sacerdote tenía un tiempo definido del año en que servía en el templo. Había 24 divisiones o cursos de servicio durante el año. Los nombres de estos cursos son dados en 1 Crónicas 24:7-19. De acuerdo a Josefo, cada uno de aquellos cursos duraba una semana1; la primera semana comenzaba en el primer mes, Nisan, al principio de la primavera (1 Crónicas 27:1-2). Después de seis meses, este orden de cursos era repetido para que cada sacerdote pudiera servir dos veces al año durante una semana. Entonces, tres semanas del año todos los sacerdotes servían juntamente durante el periodo de la Pascua, Pentecostés y las Fiesta de los Tabernáculos.

Con estos datos como fundamento, notemos qué curso era el que Zacarías servía entonces: “Hubo en los días de Herodes, rey de Judea, un sacerdote llamado Zacarías, de la suerte de Abías – o Abijah en el hebreo – y aconteció que ejerciendo Zacarías el sacerdocio delante de Dios por el orden de su vez…, se le apareció el ángel del Señor”. El ángel le reveló que su esposa Elizabeth, aunque entrada en edad, daría a luz a un hijo (Lucas 1:5-13). ¿En qué época del año ejercía Zacarías la Suerte de Abías? De acuerdo con 1 Crónicas 24:10, el curso de Abías era el octavo en orden. Es decir, la fecha era entre Iyar 27 y Sivan 5; o sea, 1º de junio al 8 del mismo. Después de su servicio semanal en el templo, Zacarías fue obligado a permanecer otra semana porque a la siguiente era Pentecostés. Pero tan pronto como cumplió su ministerio, regresó a su casa en los montes de Judea, aproximadamente a 30 millas al Sur de Jerusalén; y su esposa concibió (Lucas 1:23-24).Esto fue aproximadamente a mediados de junio; al añadir nueve meses a esto, llegamos a una fecha aproximada del nacimiento de Juan. De acuerdo a esto, Jesús nació al principio de la primavera.

Puesto que Jesús era seis meses menor que Juan (versículos 26 y 36), simplemente añadimos este tiempo a la época en que Juan nació y tenemos como resultado que Cristo nació a mediados de septiembre. Como podemos ver, nuestro Señor nació en el otoño, y no el 25 de diciembre.

Otra prueba de esta conclusión la tenemos en el hecho de que cuando Jesús nació, José y María habían ido a Belén a empadronarse (Lucas 2:1-50), No hay registros que indiquen que este periodo fuese en invierno, ni motivo alguno para creer, como hemos leído muchas veces en comentarios acerca de Navidad, que el empadronamiento había causado la aglomeración de forasteros que no permitió a José y María encontrar lugar en el mesón. No hay ninguna razón para creer que fuesen tanto los judíos oriundos de Belén radicados en estas poblaciones, pues todos los judíos se hallaban adheridos a las tierras de sus antepasados. José tuvo que hacerlo por causa de la persecución de Herodes contra el niño Jesús. ¿Qué causaría, pues, la aglomeración? Lo más probable es que fuera la fiesta anual de otoño a la que José María solían concurrir como buenos judíos y aunque esta vez tenía razón para abstenerse, dado el estado de María, no pudieron hacerlo por coincidir con la nota real del empadronamiento “cada cual en la ciudad donde era nacido” (Lucas 2:1-3)

Jerusalén era, normalmente, una población de 120,000 habitantes, pero según Josefo, durante las fiestas algunas veces se reunían allí hasta dos millones de judíos. Con tan grandes multitudes de gente que venían a las fiestas, no solamente se llenaba Jerusalén, sino que también la aldea de Belén, situada a sólo 5 millas al Sur. Esto era al final de la siembra. Todo esto y la evidencia dada anteriormente, indican que el nacimiento de Cristo fue en el otoño y no el 25 de diciembre.


De acuerdo con Lucas 1:24-26, María concibió a Jesús en el sexto mes del embarazo de Elizabeth con Juan el Bautista. Esto significa que Jesús nació 15 meses después de que el ángel Gabriel se le apareció al esposo de Elizabeth, Zacarías, y le informó que su esposa daría a luz un hijo.

 

De acuerdo con Lucas 1:5, Zacarías era un sacerdote de la división de Abías. Lucas 1:8 dice que Gabriel se le apareció a Zacarías mientras él estaba sirviendo como sacerdote en el Templo.


Sabemos por el Talmud y otras fuentes que la división de Abías servía como sacerdotes durante la segunda mitad del cuarto mes del calendario religioso judío, el cual lo colocaría a finales de junio (el calendario religioso judío inicia en marzo con la Pascua)


Quince meses después pondría el nacimiento de Jesús en el mes séptimo del calendario judío. Eso sería en el otoño del año, ya sea a finales de septiembre o a inicios de octubre. Su concepción, no Su nacimiento, pudo haber ocurrido en diciembre del año anterior.


El séptimo mes del calendario judío es el mes de las Fiestas de los Tabernáculos. Juan 1:14, refiriéndose a Jesús como la Palabra, dice: “Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros…, lleno de gracia y de verdad”. ¡La palabra “habitó” que se usa aquí es la palabra griega “skenoo”, que literalmente significa “hacer un tabernáculo”!


Así que, cuando Dios vino a la tierra para habitar (hacer un tabernáculo) entre los hombres, parece que El sincronizó Su llegada al pesebre en Belén para coincidir con la Fiesta de los Tabernáculos. Eso fue muy apropiado, ya que la Fiesta de los Tabernáculos es la más gozosa de todas las fiestas judías. Es, de hecho, su fiesta de acción de gracias.


El significado total de esa fiesta no estará completo hasta que el Señor regrese otra vez para tener un tabernáculo entre los hombres por mil años, mientras reina sobre la Tierra desde el Monte Sion en Jerusalén. ¿No es la Palabra de Dios maravillosa?


Si Cristo no nació en diciembre, ¿cómo llegó este día a ser parte del calendario de la Iglesia? La historia nos da la respuesta. ¡En vez de ser este día el nacimiento de nuestro Salvador, este era el día en que los paganos, durante muchos siglos, celebraron el nacimiento de su dios solar! Un estudio de esto demuestra cuánto se rebajaron los líderes de la iglesia apóstata en sus esfuerzos por unir el paganismo con el cristianismo hasta el punto de poner el nacimiento de Cristo en una fecha que armonizaba con la celebración pagana del nacimiento del dios sol. Fue en el siglo V que la Iglesia Católica Romana ordenó que el nacimiento de Cristo fuera observado el 25 de diciembre, el día de la antigua fiesta romana del solsticio de invierno.

En los días del paganismo, esta fiesta del nacimiento del dios solar era popular, especialmente dentro de los “misterios” conocidos como mitraísmo. Este festival era llamado “La Natividad”2. Y no solamente Mitra, el dios sol del mitraísmo, del cual se decía que había nacido en esta época del año, sino también de Osiris, Horus, Hércules, Baco, Adonis, Júpiter, Tammuz y otros dioses, puesto que eran todos procedentes de la misma leyenda de Tammuz con otros nombres. Todos ellos habían nacido en la misma época invernal conocida hoy como “Navidad”3

Dice un notable escritor: “La época invernal era cuando todos los dioses solares, desde Osiris hasta Júpiter y Mitra, celebraban su cumpleaños. Las celebraciones consistían en árboles de pino para Adonis, Saturno y otros que representaban el calor del nuevo nacimiento del sol en forma de fuego…”4

En Babilonia, el cumpleaños de Tammuz era celebrado en esta época del invierno con grandes fiestas, celebraciones y borracheras, igual que se celebra hoy en día. La vieja celebración se dispersó y llegó a ser una costumbre tan arraigada en la “Roma y Grecia paganas en los días de los bárbaros teutónicos, como en las épocas remotas de la civilización egipcia y en todas partes este periodo era siempre celebrado con fiestas y regocijo”5

Cuando este Festival del Invierno llegó a Roma, era conocido como La Saturnalia. Saturno no era más que otro nombre de Nimrod o Tammuz, como el “dios escondido”. Esta fiesta era la más vil, inmoral y degenerada que tanto desprestigió a Roma. Era una época de libertinaje y borrachera, cuando todas las restricciones de la ley eran puestas a un lado. Fue de esta misma fiesta romana de la que se tomó la celebración del nacimiento de Cristo y que pasó a la Iglesia Católica Romana hasta la presente civilización. “Es algo conocido – afirma un escritor – que la mayoría de nuestra relación con la temporada de Navidad y las fiestas, es el dar regalos y el sentimiento de amistad, lo cual no es más que una herencia del Festival de Invierno romano procedente de La Saturnalia, que proviene del paganismo”6



Tertuliano menciona la práctica de intercambiar regalos en esta temporada como parte de La Saturnalia romana. Cuando este festival fue adoptado por la Iglesia Romana, también se adoptó esta costumbre. De ese modo trataron de hallar alguna similitud entre el paganismo y la religión cristiana, los líderes de la Iglesia Romana. Se dijo que era en recuerdo de los dones que los reyes magos presentaron a Jesús niño el intercambiar regalos. Pero no es así. Los magos no intercambiaron regalos entre ellos, sino que dieron sus regalos a Jesús, el nacido Rey de los Judíos (Era una costumbre oriental el presentar regalos al estar ante un Rey). Pero estos regalos no eran regalos de nacimiento. Cuando los magos llegaron, fue mucho después del nacimiento de Jesús. Para esa época, ya vivía El en su casa (Mateo 2:911) y no en el establo. Obviamente, los regalos de los magos no eran regalos “navideños”.


No tenemos espacio suficiente para tratar sobre todas las costumbres navideñas como Santa Claus, y el comercialismo que se opera en esta temporada, pero vemos que todo ello está falto de fundamento bíblico y claramente identifica nuestras costumbres de hoy con las de La Saturnalia de la Roma pagana.

Finalmente, para concluir con las costumbres de la temporada “navideña”, mencionaremos el árbol de Navidad. Una fábula babilónica decía que Semiramis, la madre de Tammuz, afirmaba que durante una noche, un árbol verde se desarrolló de un tronco muerto. El tronco muerto supuestamente representaba a su esposo muerto, Nimrod, ¡y el árbol de pino llegó a ser el símbolo de que Nimrod había revivido en la persona de Tammuz!


 

La idea se desarrolló y propagó tanto que muchas naciones tienen sus propias leyendas de árboles sagrados. Entre los druidas, los egipcios, los romanos (los cuales adornaban sus árboles con cerezas rojas durante La Saturnalia7), los escandinavos y muchos más. Y al igual que otros ritos paganos, fueron absorbidos por el “cristianismo”. Asimismo lo fue el uso del árbol de Navidad. El árbol de Navidad recapitula la idea del culto con sus bolas brillantes en símbolo del sol… y todas las festividades del invierno pagano han sido incorporadas al día de la Navidad.8

En no menos de 10 referencias bíblicas, el árbol verde es asociado con idolatría y culto falso.9

Naturalmente, las gentes de la época de Ezequiel, como lo indica el contenido de este pasaje, estaban haciendo realmente un ídolo del leño. No queremos decir que en nuestros tiempos la gente pone el árbol de Navidad en sus hogares o iglesias para “adorar” a un árbol. Lo que estamos diciendo es que el uso del árbol de Navidad es claramente algo traído del paganismo en una forma modificada. Pero cualquiera que sea la diferencia entre el viejo uso del árbol y las costumbres del presente, nadie puede negar que las costumbres son cosas de los hombres, y Dios dice: “Porque las costumbres de los pueblos son vanidad” – sin valor, vacías – no añaden poder al verdadero culto.

Las navidades fueron adoptadas por la Iglesia Romana durante el siglo V. en el VI fueron enviados misioneros al norte de Europa para atraer paganos bajo el yugo romano. Estos hallaron que el 24 de junio era una fecha muy popular entre estas gentes. Para poder atraerlos a la Iglesia como era la costumbre después de la apostasía, los líderes de la Iglesia apóstata les permitieron que continuaran celebrando su fiesta pagana, sólo que tendrían que hallar algún acontecimiento cristiano con el cual asociarla. Pero, ¿qué evento podían asociar con el 24 de junio? Ya habían adoptado un día para conmemorar el nacimiento de Cristo, el 25 de diciembre. De modo que este error los llevó a otro error. Al darse cuenta de que el 24 de junio era aproximadamente seis meses antes del 25 de diciembre y como Juan el Bautista nació seis meses antes de Jesús, entonces, ¿por qué no establecer el 24 de junio como el día del nacimiento de Juan el Bautista? Esto es lo que hicieron. ¡Hasta hoy en día, el 24 de junio es conocido en el calendario papal como la natividad de san Juan! Pero obviamente esta idea fue basada en un fundamento falso porque Juan no nació el 24 de junio; y el asociar ese nombre con ese día no fue más que otro intento por cubrir la fiesta pagana y dejarla continuar, pero ahora en la Iglesia.

Tiempos atrás, este día era asignado al culto de Baal. En la Gran Bretaña, antes de la entrada del Cristianismo, el 24 de junio fue celebrado por los druidas con llamas de fuego en honor a Baal (el dios sol, Nimrod, en forma divina). Los escritos de notables historiadores como Herodoto, Wilkinson, Layard y otros, hablan de estos fuegos ceremoniales en diferentes países. Cuando el 24 de junio fue adoptado en la Iglesia y cambiaron su nombre al día de san Juan, también se adoptaron los fuegos y se llamaron, “los fuegos de san Juan”. “Yo he visto gentes correr y saltar a través de los fuegos de san Juan en Irlanda – dice un escritor del siglo pasado – orgullosos pasando a través del fuego, pensando de ellos mismos como si fueran bendecidos de una forma especial durante la ceremonia”10. Al leer estos ritos nos acordamos de prácticas similares en las cuales cayeron los hijos de Israel cuando éstos “pasaron por el fuego de Moloch” (Jeremías 32:31 y Ezequiel 20:31). Obviamente ninguna de estas prácticas tenía conexión alguna con Juan el Bautista.

Además de la ceremonia de fuego que se observaba el 24 de junio, este día también era conocido entre las tribus paganas como el Festival del Agua.11 ¿Acaso no había sido Juan el Bautista conocido especialmente como el que bautizaba con agua? Así que esta pequeña semejanza ayudó a disfrazar la continuación del día pagano con su nuevo nombre.

Hemos estudiado anteriormente cómo el culto de la diosa madre fue mezclado en la cristiandad. ¡Los paganos habían orado y venerado durante siglos a la diosa madre del paganismo! Para poder atraer a estos paganos, la Iglesia apóstata adoptó y continuó los viejos ritos y cultos que habían sido usados para la madre pagana, sólo que se les ordenó usar el nombre de María, la madre de Jesús, en lugar de Diana, Isis, Astarté, Artemis, etc. Y así como otras ideas que habían sido asociadas con el culto a la diosa madre fueron mezcladas con la Iglesia en su deseo por unir el cristianismo con el paganismo, el día 15 de agosto – día del festival de Isis o Artemis – fue simplemente cambiado el nombre a Día de la Asunción de la Virgen María, el cual es celebrado hasta nuestros días.12

Como dijo un escritor sobre la fiesta de la Asunción de la Virgen, “es celebrada el 15 de agosto, pero ésa era la fecha del gran festival de Diana, con la cual Isis es identificada y uno puede darse cuenta cómo María gradualmente tomó el lugar de una diosa”13 Evidentemente la Iglesia apóstata dio poca importancia a las verdaderas épocas en que los eventos sucedieron. Ellos declararon todas sus fiestas y celebraciones de acuerdo con la popularidad de estas fechas entre los paganos.

Otro día, supuestamente establecido en honor de María, es el llamado Día de la Purificación de la Virgen María, que se celebra el 2 de febrero. En este día los sacerdotes católicos bendicen las velas, las cuales se distribuyen al pueblo durante la misa. En este día, todas las velas que han de ser usadas en todo el año para los ritos católicos, son bendecidas.

¿Cómo llegó a ser el 2 de febrero designado como este día especial? Fue instituido por la Iglesia para reemplazar un día pagano. ¡Y no sólo adoptó la Iglesia este día, sino que hizo lo propio también con las costumbres! En los días de la Roma pagana, este festival se observaba llevando antorchas y velas en honor de Februa, nombre del cual se deriva el del mes de febrero. Los griegos celebraban la fiesta en honor de Ceres, la madre de Prosperpina, ¡la cual, en este mismo día, buscaba a su hija en el centro de la tierra con antorchas y velas según cuenta la leyenda! Entre los egipcios este día también era celebrado en honor de la diosa Neith, ¡el mismo día conocido como el Día de la Calendaria en la Iglesia Católica Romana! De tal manera que la celebración de este día dedicado a la diosa madre y el uso de las candelas, son todas creencias que sin lugar a dudas fueron adoptadas por los apóstatas, del paganismo.

Todos estos días y fechas que hemos mencionado, al igual que otros más, los cuales el espacio no nos permite explicar, fueron adoptados en el calendario de la Iglesia Romana paganizada. Suponemos con motivo que si el apóstol Pablo se levantara a predicar a esta generación, le diría a la Iglesia profesante actual lo mismo que dijo a los gálatas: “Observáis días y meses y tiempos y años. Temo de vosotros que haya trabajado en vano con vosotros” (Gálatas 4:10-11). ¿A qué día se refiere Pablo? El texto parece indicar los sábados y festividades judías, pero puesto que ellos se habían convertido del paganismo de los “dioses” (verso 8), es muy probable que algunos de ellos volvieron a su antiguo culto (verso 9). Los días, meses, tiempos y años que guardaban eran aquéllos que habían sido dedicados a los dioses paganos. Sin embargo, fueron estos mismos días los que la Iglesia apóstata incorporó en su culto disfrazándolos con nombres de resonancia cristiana y así se continúan observando hasta el presente.


Notas:

1. Antigüedades de los judíos, Vol. 7, p. 7, 14
2. La Rama Dorada, p. 471
3. Doane, p. 474; Hislop, p. 93
4. El hombre y sus dioses, p. 201
5. Curiosidades de costumbres populares, p.242
6. The Legacy of Rome (La herencia de Roma), p. 242
7. Curiosidades de costumbres populares, p. 242
8. Festivales, días santos y días de santos, p. 222
9. Dt. 12:2; 1 Reyes 14:23; 2 Reyes 16:4; 17:10; Jeremías 17:2; Ezequiel 6:13
10. Druides de Toland, p. 107
11. La Gran Apostasía, p. 28
12. La historia de la civilización, p. 746
13. El paganismo en nuestra cristiandad, p. 1321

Artículos Relacionados:

19/12/10 - ¿Qué debemos celebrar los cristianos? ¿Saturnalia o Navidad?

28/11/10 - El significado verdadero de la Navidad (Pr. John MacArthur) 

20/12/09 - El espíritu de la Navidad (Pr. Miguel Rosell)

.