DIARIO EVANGÉLICO DIGITAL «BEREA»

Nepal: Cristianos protestan por prohibición de enterrar a sus muertos en cementerio

Escrito por diarioberea 25-04-2011 en General. Comentarios (0)

 

 

Viernes 22 de Abril del 2011
Discriminación Religiosa
Bandera de Nepal Nepal

 

KATMANDÚ, Nepal (Missions Insider / MundoCristiano.tv) Una huelga de hambre es sostenida por creyentes en Katmandú, capital de Nepal, en protesta por el cierre en los últimos meses de un cementerio, que es el único sitio en la ciudad legalmente disponible para que los cristianos entierren a sus seres queridos.

 

Nepal solía ser un reino estrictamente hindú, y los nacionalistas hindúes aún se oponen a la predicación del Evangelio, especialmente por misioneros extranjeros que tienen prohibido hacer proselitismo como condición para obtener sus visas.

 

La comunidad cristiana está pidiendo al Gobierno que garantice nuevos lugares para que no hindúes puedan enterrar a sus muertos en la capital y también en cada provincia.

 

Aunque el país tiene cerca de 400 tribus, lenguas y naciones, se cree que ahora hay casi un millón de cristianos. El Cristianismo es la fe religiosa de más rápido crecimiento a una tasa anual del 5,3%.

Noticias Relacionadas:

27/09/10 - Convertirse a otra creencia religiosa podría ser ilegal en Nepal

 

14/04/08 - Cristianos esperan que nuevas reglas de juego favorezcan al Evangelio en Nepal

(19-04-2011)

.

Cristianos sufren presión y creciente persecución en Pakistán

Escrito por diarioberea 24-04-2011 en General. Comentarios (0)

 

 

Viernes 24 de Abril del 2011
Persecuciones
 
Pakistán
 

 

PUNJAB, Pakistán (NoticiaCristiana.com) Los cristianos se han enfrentado a la persecución en Pakistán durante años, pero el clima se ha deteriorado en los últimos meses con el asesinato del gobernador de Punjab Salman Taseer y el ministro Shahbaz Bhatti, y en particular desde la quema de un Corán en una iglesia de EEUU, por parte del pastor Terry Jones.

 

Recientemente el líder de la Iglesia Evangélica Luterana en Mardan, provincia de Khyberpakhtunkhwa, fue blanco de un atentado con una bomba.

 

Se cree que los militantes islámicos, colocaron la bomba que causó daños considerables al edificio, aunque los miembros de la iglesia no fueron heridos y tampoco hubo muertos.

 

El pastor de la iglesia, el reverendo Ghulam Shad, dijo: “Parece que los militantes sólo querían demoler la iglesia, pero no perjudicar a cualquiera de nuestro pueblo. Todo lo que podemos hacer es orar por ellos como nos enseña nuestro Señor Jesucristo”.

 

Un día antes, un hombre musulmán entró en una iglesia en Lahore y rompió una Biblia en represalia por la quema del Corán, sin embargo éste fue detenido por la policía y está a la espera de un juicio.

 

Nisari Andrew, vicario general de la Arquidiócesis católica de Lahore, exhortó a los cristianos a no buscar venganza. “Prométanme que no habrá disturbios”, dijo durante la misa en el Sagrado Corazón de la Catedral de Lahore.

 

“Prométanme que no van a pelear. Es otra prueba para el Cristianismo en Pakistán. Tengan paciencia en el sufrimiento y sigan la pasión de Cristo”, dijo Nisari Andrew.

 

Uno de los defensores más abiertos de Pakistán por los derechos de los cristianos, es José Francisco, quien ha recibido amenazas de muerte en los últimos meses.

 

Francisco, es el director del Centro de Asistencia Legal, Asistencia y Liquidación (CLAAS), que proporciona a los cristianos perseguidos en Pakistán, un apoyo legal gratuito, ha cabildeado duro para la derogación de las leyes sobre la blasfemia.

 

CLAAS, ha hecho un llamamiento a los cristianos a orar por su seguridad. En un mensaje a los partidarios del ministerio, el señor Francisco, se comprometió a seguir hablando hasta por los derechos de los cristianos, a pesar de las amenazas de muerte.

 

“A pesar de que estoy recibiendo amenazas a mi vida, como un soldado de Cristo, estoy dispuesto a defender los derechos de los perseguidos y presionados por estas leyes injustas, aunque el objetivo final, demanda mi sangre también”, dijo.

 

Noticias Relacionadas:

21/04/11 - Una turba de musulmanes extremistas atacan a una iglesia evangélica en Pakistán

 

15/04/11 - Cientos de cristianas son forzadas a convertirse al Islam en Pakistán

01/04/11 - Extremistas pakistaníes quieren asesinar al pastor Terry Jones por quemar el Corán

 

16/03/11 - Encuentran muerto a cristiano paquistaní encarcelado

 

03/03/11 - Cristianos paquistaníes protestan por asesinato del Ministro Bhatti

02/03/11 - Asesinan al Ministro de Minorías paquistaní por oponerse a ley antiblasfemia

 

02/02/11 - Asia Bibi es traslada por autoridades pakistaníes a una celda de aislamiento

 

20/01/11 - Abogados de Asia Bibi solicitan audición de apelación en prisión

 

27/12/10 - Pakistán: Impiden a Asia Bibi que esposo e hijas la visiten en la cárcel por Navidad

23/12/10 - Italia: Diversos grupos marcharán en Roma por libertad de Asia Bibi

17/12/10 - La pakistaní Asia Bibi es cristiana evangélica

14/12/10 - Extremistas islámicos amenazan matar a la pakistaní Asia Bibi si queda en libertad

03/12/10 - Pakistán persigue en la ONU una resolución internacional contra la blasfemia al Islam

01/12/10 - Cinco cristianos asesinados en una semana por la ley de blasfemia en Pakistán

01/12/10 - Liberan a cristiano pakistaní que fue condenado a 25 años de cárcel por blasfemia

29/11/10 - Gobierno de Pakistán es excluido de perdonar a cristiana condenada a muerte

 

27/11/10 - Pakistán: Tras indulto de Asia Bibi, manifestaciones y asesinato de un evangélico

 

25/11/10 - Pakistán: Musulmanes protestan por posible perdón para la cristiana Asia Bibi
 
23/11/10 - El presidente de Pakistán perdona la vida a la cristiana Asia Bibi

20/11/10 - La presión internacional reabre el juicio de Asia Bibi, reconociendo fallos legales

 

18/11/10 - Asia Bibi desde prisión: ‘Prefiero morir cristiana que ser libre como musulmana’

 

10/08/09 - El salvaje ataque a cristianos paquistaníes fue planeado

06/08/09 - Pakistán: La masacre de cristianos cuestiona de nuevo la ley de ofensa al Islam

03/08/09 - Siete cristianos quemados vivos por una turba de musulmanes pakistaníes

07/07/09 - Musulmanes radicales atacan 110 viviendas cristianas en Pakistán

11/06/09 - Iglesia perseguida: abusos en Etiopía y Pakistán, polémica en Turquía

18/05/09 - Iglesia perseguida: actualidad de los cristianos en Vietnam, Pakistán y Egipto

24/03/09 - Empeora la situación para los cristianos en India y Kenia; con esperanza en Pakistán

14/09/07 - La Iglesia Cristiana en Pakistán crece a pesar de la persecución

 

(21-04-2011)

.

Aspectos médicos de la crucifixión de Jesús

Escrito por diarioberea 24-04-2011 en General. Comentarios (0)

 

 

Viernes 22 de Abril del 2011
Eventos Cristianos
 Estados Unidos

 

Introducción

 

A través de la historia se han hecho películas, dramas, y se han escrito numerosos libros que tratan con el tema de la crucifixión y muerte de nuestro Señor Jesucristo.

 

Cuando leemos los relatos hechos por los evangelios (Mateo, Marcos, Lucas, Juan) vemos un recuento de lo acontecido a Cristo durante su arresto, interrogación, condenación y crucifixión, pero no se describe en detalles sus padecimientos. El propósito de los evangelios era dar a conocer lo acontecido sin dar muchos detalles del proceso. En aquel tiempo se conocía muy bien lo que era una crucifixión y los escritores de los evangelios sabían que sus lectores estarían familiarizados con los sufrimientos de un crucificado.

 

Lo maravilloso de la Palabra de Dios es que aunque el relato de los Evangelios no nos da muchos detalles, el profeta Isaías ya había profetizado cientos de años atrás que el Mesías sería llevado al matadero y sería desfigurado hasta el punto de ser irreconocible. No solamente Cristo sufrió en su cuerpo, sino que también llevo los pecados, las enfermedades, las rebeliones y los dolores de toda la humanidad. En una de sus últimas palabras en la cruz, Jesús dijo: “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?” (Mateo 27:46). En ese momento era como si Dios el Padre volviera su rostro para no ver el pecado que fue depositado en su Hijo. Por primera vez en su vida, Cristo se sintió alejado del Padre y sin su estrecha comunión con él.

 

Es nuestro propósito en este estudio describir desde un punto de vista médico y teológico los padecimientos de nuestro Señor Jesús. Desde el momento de su oración en el huerto de Getsemaní veremos como los padecimientos de Cristo van incrementando hasta el punto de su muerte. Veremos como con cada golpe, con cada bofetada, con cada latigazo, Jesús cumplía la Palabra de Dios.

 

Es mi oración al Señor que al estudiar este tema podamos amar más intensamente a nuestro Jesús, que sufrió por nosotros y aprendamos a agradecer mas su precioso sacrificio en el Calvario.

 

1. Sudor de Sangre:

 

El primer tormento o expresión de intenso dolor en la pasión señalado por los evangelios es la agonía en el huerto de Getsemaní, horas antes de ser entregado a los enemigos. La lucha era aterradora y un ángel se presentó para confortarlo, “y se le apareció un ángel del cielo para fortalecerle. Y estando en agonía, oraba más intensamente; y era su sudor como grandes gotas de sangre que caían hasta la tierra…” (Lucas 22:43-44).

 

Es interesante notar que el único evangelista que relata este hecho fue un médico, Lucas.

 

Esta condición es conocida en la medicina como “hematohidrosis” (sudor de sangre). Este fenómeno es muy raro, pero perfectamente documentado y que ocurre en condiciones excepcionales. El Dr. LeBec escribe: “Es un agotamiento físico acompañado de un trastorno moral, consecuencia de una emoción profunda, de un miedo atroz” (Le supplice de la Croix, Paris, 1925).

 

Se describe como una dilatación y ruptura de los vasos capilares subcutáneos en su punto de contacto con la base de los millones de glándulas sudoríparas. La sangre se mezcla con el sudor y se coagula sobre la piel después de la exudación. Es esta mezcla de sudor y coágulos la que se va juntando hasta correr por encima de la piel de todo el cuerpo en cantidad suficiente como para caer al suelo.

 

Esta hemorragia microscópica tiene lugar en toda la piel, la cual queda, por esta causa lesionada, dolorida y muy sensible a los golpes.

 

Esta agonía de Jesús no se debía tanto a los padecimientos físicos que pasaría, sino a la realidad de que los pecados y enfermedades de la humanidad vendrían sobre él. En su oración del huerto le dijo al Padre: “si quieres, pasa de mi esta copa, pero no se haga mi voluntad, sino la tuya…”

 

La copa Jesús bebió y no se resistió a la voluntad del Padre.

 

2. La bofetada:

 

Aquí se encontraba Jesús frente al sumo sacerdote y al contestar a una pregunta fue abofeteado por un alguacil (Juan 18:22). Algunos comentaristas dicen que aquí la palabra usada por Juan no significaba bofetada sino un bastonazo. El Dr. Judica Cordiglia dice: “es una lesión del cartílago de la nariz y la posible desviación de la misma debido a un golpe con un palo corto, cilíndrico y de 4 a 5 cm de diámetro.” Un golpe a la nariz que fue capaz de desviarla de su plano normal y de lesionar el cartílago. Aquí debió haber salido abundante sangre.

 

3. Malos Tratos:

 

Recordemos que Jesús fue arrestado de noche y llevado a una corte ilegal a ser condenado. Las leyes judaicas no permitían que ningún reo fuese condenado antes de la pascua y que un juicio fuese llevado a cabo de noche. También fueron traídos testigos falsos que el final no se pudieron usar porque sus historias no coincidían. Jesús fue llevado ante al sumo sacerdote y después de horas de debates e interrogación, da la declaración que hace enfurecer al sumo sacerdote: “…y además os digo, que desde ahora veréis al Hijo del Hombre sentado a la diestra del poder de Dios, y viniendo en las nubes del cielo. Entonces el sumo sacerdote rasgó sus vestiduras, diciendo: ¡Ha blasfemado! ¿Que más necesidad tenemos de testigos? He aquí, ahora mismo habéis oído su blasfemia. ¿Qué os parece? Y respondiendo ellos, dijeron: ¡Es reo de muerte!” (Mateo 26:64-66).

 

Recordemos que la piel de Jesús ya estaba sensible al sudar sangre y ahora aquí dice Mateo 26, en el verso 67: “Entonces le escupieron en el rostro, y le dieron de puñetazos, y otros le abofeteaban” Aquí, aunque los evangelios no lo relatan, el profeta Isaías incluye que los pelos de su barba eras arrancados: “Di mi cuerpo a los heridores, y mis mejillas a los que me mesaban la barba; no escondí mi rostro de injurias y de esputos.” (Isaías 50:6).

 

4. Flagelación:

Después de que Jesús se presento a Pilato, el cual dijo que no encontraba nada mal en el, Jesús fue azotado. La intención de Pilato era azotar a Jesús y luego soltarlo, pero la insistencia del pueblo con sus gritos “crucifícale! crucifícale! pudo más. Dice Mateo 27:26:
“Entonces les soltó a Barrabas; y habiendo azotado a Jesús, le entregó para ser crucificado.”

 

Mas de 120 golpes con el flagelo dados por dos fuertes verdugos, uno más alto que el otro, diestros en su oficio, los cuales, puesto uno a cada lado del reo le cubrieron metódicamente con sus golpes toda la superficie del cuerpo (tórax, abdomen, brazos y piernas, a excepción de la parte del pecho correspondiente al corazón), sin dejar espacios.

 

El azote con el que le flagelaron fue el horrible flagellum taxillatum, compuesto básicamente de un bastón con tiras de cuero. Cada punta de cada tira se encontraba llena de pedazos de hueso y de plomo. Al flagelar a Jesús en su ya sensible piel, cada latigazo arrancaba literalmente los pedazos de su piel exponiendo la carne viva y brotando abundante sangre. Así aparece Jesús: herido y sangrante conforme a lo que había predicho el profeta Isaías: “Como se asombraron de ti muchos, de tal manera fue desfigurado de los hombres su parecer…” (Isaías 52:14) También Isaías 53:3 dice: “Despreciado y desechado entre los hombres, varón de dolores, experimentado en quebranto…”

 

Después del azotamiento, Jesús se desplomaría y quedaría sentado sobre el charco de su propia sangre. Estaba casi completamente desnudo, y parece que en ese momento le alcanzaron sus vestidos para que se cubriera. “Entonces los soldados del gobernador llevaron a Jesús al pretorio, y reunieron alrededor de él a toda la compañía; y desnudándole, le echaron encima un manto de escarlata.” (Mateo 27:27-28).

 

5. Coronación de espinas:

 

Pasado un cierto tiempo, y algo repuesto de los azotes, Jesús fue llevado por los soldados al atrio, en el interior del pretorio e hicieron con él lo que se llamaba en aquel tiempo como “el juego del rey”, que era un juego de azar practicado por niños y adultos. Este juego cruel practicado a Jesús coronándolo de espinas era un desahogo brutal de los soldados romanos.

 

Para ello, congregan a toda la cohorte (de 400 a 600 hombres), le desnudan de nuevo, le hacen sentar sobre cualquier banco de piedra, le echan a las espaldas una capa corta color grana y le encasquetan la corona de espinas con fuerza sobre la cabeza, le ponen una caña por cetro en la mano derecha y empieza la farsa. “Entonces los soldados le llevaron dentro del atrio, esto es, al pretorio, y convocaron a toda la compañía. Y le vistieron de púrpura, y poniéndole una corona tejida de espinas, comenzaron luego a saludarle: ¡Salve, Rey de los judíos! Y le golpeaban en la cabeza con una caña, y le escupían, y puestos de rodillas le hacían reverencias. Después de haberle escarnecido, le desnudaron…” (Marcos 15:16-20; Mateo 27:27-30; Juan 19:1-3).

 

La palabra “corona” nos ha inducido a pensar en un cerco de espinas en torno a la cabeza, tal como lo presentan los crucifijos, pero la frase empleada aquí por Marcos al igual que Juan es: Plexantes stephanon ex acanthon…epethekan epi tes kefales autou: “Entretejieron una corona de espinas, y la pusieron sobre su cabeza.” (Juan 19:2).

 

Estas espinas de una planta local se entretejía alrededor de la cabeza horizontalmente de la frente a la nuca pasando por encima de las orejas.

 

6. Con la cruz a cuestas:

 

Después de que Pilato no detuvo la condena, se manda a que Jesús fuese atado y enviado a morir: “…le quitaron el manto, le pusieron sus vestidos, y le llevaron para crucificarle.” (Mateo 27:31). Es significativo que no diga que le quitaron también la corona de espinas.

 

Era la costumbre que el reo cargara con su madero hasta el lugar de la crucifixión. Aquí a Jesús le mandan a cargar el palo transversal de la cruz que se cree que pesaba unas 110 libras. Fue forzado a cargar el madero sobre su ya desgarrada y sangrienta espalda por un tramo de distancia de unos 600 metros hacia el Calvario por un terreno pedregoso, con subidas y bajadas, pero no pudo llegar y Simón de Cirene le tuvo que ayudar.

 

7. Caídas:

 

Los evangelios no mencionan nada sobre caídas en el camino al Calvario, pero la tradición considera tres. Es posible que ambas rodillas estuvieran heridas por las violentas caídas sobre el terreno pedregoso.

 

8. La crucifixión:

 

Lo primero que hicieron los soldados fue despojarle violentamente de sus vestidos. La túnica interior estaba pegada a las llagas, debido a la sangre coagulada. Por lo tanto, el dolor tuvo que ser atroz. Cada hilo pegado a la superficie desnuda, al ser arrancado, arrastra consigo una de las innumerables terminaciones nerviosas puestas al descubierto con la llaga. Estos millares de choques dolorosos se suman y multiplican, aumentando cada uno en consecuencia la sensibilidad del sistema nervioso.

 

Aquí no se trata de una lesión local, sino de casi la totalidad de la superficie del cuerpo, especialmente del tan maltratado dorso. La sangre corre de nuevo y derribado al suelo las llagas de su dorso, muslos y pantorrillas se llenan de polvo y arena.

 

Los soldados atraviesan los clavos por las manos y los pies y es clavado a la cruz. Para los romanos la muñeca es considerada parte de la mano y se sabe que Jesús fue clavado por la muñeca para evitar que los clavos se salieran de sus manos con el peso de su cuerpo en la cruz.

 

Jesús no ha emitido ningún grito, pero su rostro se ha contraído horriblemente. Su pulgar, con un movimiento violento se ha doblado sobre la palma colocándose en oposición a los otros dedos, debido a que su nervio mediano ha sido herido. Un dolor fulgurante e indecible se ha apoderado de sus dedos, saltando como un dardo de fuego hasta su espalda y estallando en su cerebro. Es el dolor más insoportable que un ser humano puede experimentar al producirse la lesión en un tronco nervioso.

 

Después de ser clavado Jesús fue levantado cumpliendo su propia profecía: “Y yo, si fuere levantado de la tierra, a todos atraeré a mí mismo. Y decía esto dando a entender de qué muerte iba a morir.” (Juan 12:32-33).

 

Junto a dos malhechores fue crucificado para cumplir la escritura: …”y fue contado con los pecadores, habiendo el llevado el pecado de muchos, y orado por los transgresores.

 

9. Atroz agonía:

 

Muy pronto Jesús comenzó a tener dificultad al respirar. Esto era propio de los crucificados. El diafragma muscular que se mueve para que pueda respirar al contraer y relajar los pulmones, se queda en posición de inhalación y es casi imposible exhalar el aire tomado. La única manera es apoyándose en los clavos de los pies y en la muñecas para poder exhalar el aire y luego comenzar de nuevo.

 

Poco a poco le fueron faltando las fuerzas, al tiempo que los calambres aumentaban y las alternativas de elevación y descensos sucesivos hubieron de abreviarse y repetirse más a menudo, por lo cual los dolores se acrecentaban hasta lo indecible.

 

Así pasaron 3 interminables horas, “y a la hora novena (como las 3 de la tarde) Jesús clamó a gran voz, diciendo: Eloi, Eloi, ¿lama sabactani? que traducido es: Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?” (Marcos 15:34).

 

Jesús quería manifestarnos algo muy importante: un sufrimiento misterioso que nosotros somos incapaces de imaginar. Sufrimientos mucho más terribles que todos los demás, físicos y morales, descritos hasta aquí. Jesús había salido fiador de los hombres, se había hecho responsable ante Dios de los crímenes y maldades de todo el mundo.

 

El cordero de Dios inmolado llevo nuestros pecados y por un breve instante, como que el Padre alejó su rostro de El…y fue abandonado. Isaías 53:4-5 dice: “Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido. Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.”

 

10. Muerte:

“Cuando Jesús hubo probado el vinagre, dijo: Consumado es…” (Juan 19:30).

 

Consumada estaba la obra que el Padre le había encomendado de redimir al mundo (Juan 17:4). Todas las profecías sobre El se habían cumplido. Había realizado su misión. Ahora podía morir.

 

Existen muchas teorías acerca de las causas de la muerte de Jesús, pero casi todas coinciden que fue una combinación de aflicciones. La realidad al fin de toda su agonía es que Cristo fue quien entrego el espíritu y solamente el decidió el momento y el segundo de su muerte.

 

Después de muchas horas de agonía, el cuerpo de nuestro Señor había perdido mucha sangre y la poca que le quedaba en su cuerpo se había espesado de manera que el corazón ya casi no la podía bombear. El suero se separa de los glóbulos rojos y una membrana alrededor del corazón llamada el pericardio estaba llena de líquido. En los momentos finales, algunos médicos creen que Jesús muere de una pericarditis, que es la ruptura del pericardio por inflamación. Es como si su corazón haya explotado…

 

Esta condición es confirmada cuando el soldado traspasa una lanza por su costado: “Pero uno de los soldados le abrió el costado con una lanza, y al instante salió sangre y agua” (Juan 19:34) Aquí se cumple lo dicho por el profeta: “…y miraran a mí, a quien traspasaron...” (Zacarías 12:10).

 

Era la costumbre de los romanos el quebrantarle las piernas a los reos crucificados si estaban vivos al final de su tortura en la cruz. Debido a que tenían que apoyarse en las piernas para respirar, al quebrantarles los huesos ya no podían respirar y morían asfixiados. En el caso de Jesús, vieron que ya estaba muerto y no tuvieron que quebrantarles los huesos. Esto fue un cumplimiento de la profecía que dice: “El guarda todos sus huesos; ni uno de ellos será quebrantado.” (Salmo 34:20).

 

Todo lo que paso el Señor durante todos sus sufrimientos lo hizo por amor…por amor a nosotros…“Porque de tal manera amó Dios al mundo que envió a su Hijo…” (Juan 3:16) y Jesús no rehusó la copa y la bebió.

 

Aunque Jesús murió, la noticia más maravillosa de aquel tiempo fue que al tercer día resucitó. Su tumba está vacía. El venció la muerte para darte vida, venció el pecado para que pudieras acercarte a Dios. El llevó tu depresión, tristeza, tu dolor, tu angustia, tu desesperación y las clavó en la cruz para darte paz, esperanza y vida eterna.

 

Jesús está vivo y él te pide es que lo invites a venir a tu vida y corazón y el cambiará las circunstancias, borrará tus pecados, te dará esperanza para vivir, podrás realmente experimentar el verdadero amor y la paz que hasta ahora no has tenido. Una paz que sobrepasa todo entendimiento humano.

 

¿Quieres confiar en Jesús? ¿Quieres tratar una vez más? ¿Que debes hacer?

 

Solamente repite esta simple oración: Dios de los cielos, yo me arrepiento de todos mis pecados. Acepto a Jesucristo como mi Salvador y mi Señor... ven a mi corazón Señor Jesús y dame vida eterna...yo acepto el sacrificio que hiciste por mí en la cruz del Calvario…te entrego mi vida...y de ahora en adelante te seguiré...amén.

 

Si has hecho esta oración de corazón, te garantizamos que tu vida a partir de hoy no será la misma. Ahora debes conocer más a Jesús a través de su palabra, la Biblia. Debes buscar una iglesia donde congregarte y aprender más sobre los caminos de Dios.

 

Noticias Relacionadas:

 

21/04/11 - Jesús sufrió un juicio irregular, dice el juez español Raúl Calderón

 

19/04/11 - La Última Cena de Jesús y sus apóstoles fue un día miércoles, según investigador inglés

 

18/04/11 - Cristianos recuerdan últimos días de Jesús durante Semana Santa

 

16/04/11 - Guatemala: Iglesias evangélicas recuerdan la pasión de Cristo en Semana Santa

 

16/04/11 - Evangélicos venezolanos reflexionan sobre la Semana Santa

 

10/04/09 - Según un investigador la «luna de sangre» al morir Jesús fue un eclipse

 

20/03/08 - ¿Por qué los evangélicos no se abstienen de comer carne durante la Semana Santa?

 

10/04/07 - Medios de comunicación españoles tratan sobre celebración evangélica de Semana Santa

 

Artículos Relacionados:

 

18/03/10 - El verdadero día en que Jesús murió en la cruz

 

10/04/09 - La ciencia médica en el centro del dolor y muerte de Cristo

.

Jesús sufrió un juicio irregular, dice el juez español Raúl Calderón

Escrito por diarioberea 23-04-2011 en General. Comentarios (0)

 


                            Juez Raúl Calderón.

 

Jueves 21 de Abril del 2011
Sociedad
España

 

MADRID, España (EFE, ADN / Protestante Digital) El juez Raúl Calderón, autor del libro 'Proceso a un inocente', ha asegurado que Jesús de Nazaret no fue sólo azotado, sino que fue torturado para intentar "sacarle la verdad", e insiste en las irregularidades que se produjeron durante el juicio.

"Fue una tortura en toda regla ya que querían saber 'sus secretos' como agitador social", ha explicado en una entrevista.

Calderón, que en su libro analiza el proceso que llevó a la muerte a Jesús, ha dicho que coincide con el libro "Jesús de Nazaret" del actual papa Benedicto XVI en  la fecha en la que se produjo el proceso a Jesús, antes de que se celebrase la Pascua Judía, entre los días 13 y el 14 del nisán judío, concretamente entre el 3 y el 4 de abril del año 33. 

Sin embargo, difiere con el Papa en que no sería del todo lícito aplicar al momento histórico de Jesús que se cumpliesen en su juicio las leyes del Talmud, ya que considera que "en el Talmud lo que se codificaron son las leyes que estaban vigentes en tiempo de Jesús y suponían un derecho de costumbre". Al contrario,  conociendo el Talmud se pueden "verificar las irregularidades de un proceso que debería haber sido considerado nulo y por tanto Jesús debería haber sido declarado inocente".


El Juez Calderón es autor del libro "Proceso a un inocente".

 
Sobre la resurrección de Jesús, el juez ha hecho hincapié en que Jesús "realmente murió en la cruz , frente las afirmaciones de otros autores como el actual delegado del Gobierno contra la Violencia de Género, Miguel Lorente, o los patólogos forenses Frederrick Zugibe y Gilbert Lavoie, que dicen que no murió sino que cayó en un coma inducido del que despertó más tarde".

Calderón se basa en el aspecto "jurídico militar" de la sentencia, ya que fue condenado no a la cruz, sino a morir en la cruz y "un romano no dejaría que bajase de ella vivo".

Asegura que en el ritual judío no se permitía lavar un cuerpo que hubiera sufrido una muerte violenta, por lo que considera que fue imposible que fuera reanimado con ungüentos, además de tener en cuenta que antes de la cruz Jesús fue torturado en la flagelación, obligado a llevar el madero a cuestas, y recibir la lanzada, para verificar su muerte.

 

Noticias Relacionadas:

19/04/11 - Última cena de Jesús y sus apóstoles fue un día miércoles, según investigador inglés

18/04/11 - Cristianos recuerdan últimos días de Jesús durante Semana Santa

16/04/11 - Guatemala: Iglesias evangélicas recuerdan la pasión de Cristo en Semana Santa

16/04/11 - Evangélicos venezolanos reflexionan sobre la Semana Santa

10/04/09 - Según un investigador la «luna de sangre» al morir Jesús fue un eclipse

20/03/08 - ¿Por qué los evangélicos no se abstienen de comer carne durante la Semana Santa?

10/04/07 - Medios de comunicación españoles tratan sobre celebración evangélica de Semana Santa

(21-04-2011)

.

Se celebra la Pascua judía en todo el mundo

Escrito por diarioberea 23-04-2011 en General. Comentarios (0)

 

 

Jueves 21 de Abril del 2011
Sociedad
Israel

JERUSALÉN, Israel (Notimex / Protestante Digital) Con pan ázimo y sin nada de levadura en sus alimentos durante siete días (ocho fuera de Israel), los judíos celebran a partir de la noche del lunes 18 de abril la fiesta del Pesaj, la misma que Jesús conmemoró en la Ultima Cena con sus discípulos.

De gran trascendencia en la historia judía por el sentido tanto religioso como étnico que conlleva, se trata de una de las fiestas más antiguas conocidas, y está descrita en las escrituras sagradas en el libro del Éxodo.

"Ese libro narra cómo fuimos liberados por Dios del Faraón que nos tenía esclavizados y la orden de celebrar este episodio para la eternidad y como si nosotros mismos hubiéramos estado allí", explicó el rabino Yaacov Hamu.

De hecho,  la Última Cena que Jesús celebró con sus discípulos, antes de la crucifixión, no es otra que la Pascua judía , la misma que conmemoran millones de personas de esta confesión en Israel y en todo el mundo.

 
TRANSMITIR HISTORIA E IDENTIDAD
 
Una de las claves de esta celebración es el relato que se transmite de padres a hijos, conocido como "Hagada" y en la que la familia va describiendo los hechos descritos en la Biblia e interpretaciones a la voluntad divina de parte de líderes espirituales posteriores.

"Lo más importante es comunicarle a los niños el mensaje de libertad que nos llega desde aquella noche, para que nuestro pueblo siga existiendo", agregó el rabino sobre esa mezcla anormal que confiere al judaísmo un carácter dual y simultáneo como pueblo y como religión.

"En otros pueblos se puede ser de cualquier religión, al nuestro se accede únicamente por la religión. Si eres judío de religión, automáticamente perteneces al pueblo judío", puntualizó.

Esa dualidad se origina precisamente en los hechos que se conmemoran en el Pesaj, la salida de un grupo de personas de la esclavitud guiados por Moisés para aceptar el monoteísmo en el Monte Sinaí, episodio que también forma parte del cristianismo y que fue ampliamente llevado a todas las artes.

Reunidos en familia, los judíos transmitirán el histórico legado a sus hijos alrededor de una gran mesa y antes de una copiosa cena en la que destacan como elementos simbólicos la lechuga, el huevo, el "jaroset" (mezcla de frutos trillados amasados en bolas ultracalóricas) y el vinagre.

LA COMIDA DE PASCUA 
 
"La mezcla de elementos dulces y amargos en la mesa no es más que el recuerdo de la amargura de la esclavitud y la dulzura de la libertad", declaró Hamú. 

Conocida también como Fiesta de la Primavera, por la estación en la que se celebra, y también como Fiesta de la Libertad por lo que representa para la gestación étnica del pueblo judío, el Pesaj está claramente marcado por la "matzá", una fina galleta cuadrada de tamaño variable que es empleada durante la fiesta como pan.

Los libros de la Torah ordenan a los judíos que para recordar el éxodo deberán comer panes ázimos, porque así los hicieron sus padres durante siete días al salir de Egipto con premura y no disponer de levadura, un producto que sale estos días de cualquier vivienda judía y comercio.

La industria y la tecnología modernas han sabido suplir la ausencia de levadura con todo tipo de sustitutos, como la harina de manzana, para ofrecer alimentos alternativos a los fabricados con levadura, pero hasta hace unas décadas la situación era muy distinta.

"Ahora hay tortas, bizcochos y galletas casi tan buenos como los normales, pero antes nos contentábamos con fruta y frutos secos, quizás algún dulce de coco al horno, pero poco más", recordó Mazal Dahan, una mujer octogenaria criada en Marruecos y que emigró a Israel en la década de los años 50.

"Hasta hay pan sin levadura en las cafeterías y restaurantes", destacó sobre unos pequeños panecillos desinflados que comenzaron a aflorar hace unos pocos años y que, para los más conservadores, su mera semejanza con el pan supone ya una violación de la ley más estricta.

Para hacerse una idea de hasta dónde llega la observancia de eliminar cualquier resto de levadura o producto leudado, basta con ver la profunda limpieza que una buena parte de los judíos hacen de sus casas en las semanas que precede a esta fiesta.

JUDÍOS RELIGIOSOS Y LAICOS
 
Estadísticas muestran que entre un 60 y un 70 por ciento de la población judía de Israel se abstiene de comer pan leudado en la Pascua, un período en el que cientos de miles de personas salen de excursión por todo el país abarrotando carreteras y lugares de esparcimiento.

Otros más progresistas y laicos, cifrados en más del medio millón entre una población de 7.3 millones, prefieren este año celebrar el Pesaj en el sentido más metafórico de la fiesta, y aprovecharla para hacer un masivo éxodo al extranjero que les haga olvidar las dificultades que conlleva la fiesta.

Noticia Relacionada:

19/04/11 - Última Cena de Jesús y sus apóstoles fue un día miércoles, según investigador inglés

09/04/09 - Israel: millones de judíos -y de cristianos- celebran la Pascua en todo el mundo

Artículo Relacionado:

18/03/10 - El verdadero día en que Jesús murió en la cruz
 

(21-04-2011)

.