DIARIO EVANGÉLICO DIGITAL «BEREA»

ateismo

Segunda visita del Papa a Gran Bretaña presentará desafíos al Catolicismo

Escrito por diarioberea 15-09-2010 en General. Comentarios (0)

 



Lunes 13 de Septiembre del 2010
Catolicismo Romano
Italia

 

CIUDAD DEL VATICANO, Italia (Reuters / MundoCristiano.tv) El Papa Benedicto XVI realizará esta semana una desafiante visita a Gran Bretaña, la segunda de un Pontífice católico en la historia, y su recibimiento en uno de los países más laicos de Europa será desde educada hasta indiferente, o incluso directamente hostil.

 

El viaje, que se produce después de un prolongado escándalo de abusos sexuales a menores por parte de sacerdotes en varios países europeos, ha tensado las relaciones con los anglicanos y creado descontento entre algunos ciudadanos por costear los contribuyentes parte de la factura del viaje.

 

La visita del Papa de cuatro días que comienza el jueves se ha visto rodeada de polémica y la recepción será una sombra de la calurosa bienvenida dada al carismático Juan Pablo II en 1982.

 

"Siempre ha habido protestas en los viajes, pero esta vez el rechazo parece mayor", dijo el portavoz del Vaticano, el padre Federico Lombardi. "Esto forma parte del clima en un país como Inglaterra, que es plural y directo", agregó.

 

Los organizadores del Vaticano son conscientes de que Benedicto XVI, que realiza el viaje como jefe de Estado a invitación de la reina Isabel II, visita un lugar donde la historia prácticamente ha incrustado sospechas con respecto al papado en la psique nacional.

 

Benedicto XVI es el segundo Papa que visita el país desde que el rey Enrique VIII estableció la Iglesia de Inglaterra en 1534 ante la negativa del Vaticano a anular su matrimonio con Catalina de Aragón.

 

Los católicos no recuperaron el derecho a votar hasta 1829 y los miembros de la familia real británica que se casan con un católico aún tienen que renunciar a su derecho al trono.

 

Cuando Benedicto XVI visite Edimburgo y Glasgow, en Escocia, y Londres y Birmingham, en Inglaterra, tendrá previsiblemente poca significación histórica, como sí la hubo hace 28 años.

 

Aunque tiene los mismos puntos de vista conservadores sobre temas morales como su predecesor, Benedicto XVI, un hombre reservado con un estilo profesoral, no tiene la misma personalidad que Juan Pablo II utilizó con maestría para impresionar incluso a los que no estaban de acuerdo con él.

 

Juan Pablo II era polaco y su país, como Gran Bretaña, había sufrido a manos de los alemanes durante la Segunda Guerra Mundial. Era un héroe anticomunista incluso para muchos no católicos y, cuando visitó Gran Bretaña, se encontraba en un pico de popularidad después de que sufriera un intento de asesinato en 1981.

 

POCA SIMPATIA

 

Benedicto XVI, que es alemán, no disfrutará de ese factor de simpatía cuando visite a una congregación minoritaria de unos 5,3 millones de católicos -justo por debajo del 9 por ciento de la población británica- mientras las críticas a la Iglesia y los titulares sobre el escándalo de abusos sexuales los han colocado bajo lo que algunos consideran un foco delicado.

 

"Decir públicamente que uno es católico en Gran Bretaña ahora mismo puede ser una invitación a una diatriba", escribió Peter Stanford, ex editor del Catholic Herald, en The Observer.

 

Benedicto XVI ha sido atacado por militantes ateos, algunos de los cuales han sugerido que debería ser arrestado y ser considerado responsable final por el escándalo de abusos sexuales de la Iglesia Católica.

 

Durante su visita hay previstas protestas por parte de laicos, grupos de derechos de los homosexuales y defensores de la ordenación femenina. El Papa visita además Gran Bretaña en uno de los puntos más bajos de las relaciones entre las Iglesias Anglicana y Católica.

 

El año pasado, el Pontífice facilitó la conversión al Catolicismo a los anglicanos descontentos por la decisión de su Iglesia de permitir sacerdotes mujeres y obispos homosexuales.

Noticias Relacionadas:

El viaje del Papa a Inglaterra despierta polémica pero no interés

Encuesta revela indiferencia de católicos a visita del Papa a Inglaterra

Campaña publicitaria en Londres pro ordenación de mujeres durante la visita papal

El reverendo Paisley rechaza la visita del Papa al Reino Unido

El activista ateo Richard Dawkins planea una emboscada legal contra el Papa

Cuestionan inmunidad del Papa en Gran Bretaña

Los casos de abusos a menores de religiosos sin castigo minan al Vaticano y al Papa

Autoridad moral de la Iglesia Católica opacada por sacerdotes pederastas

 

Papa abre las puertas del Vaticano a los anglicanos que acepten la autoridad de Roma
 

(13-09-2010) 

.

Gobierno de China invierte en fe cristiana para traer la armonía al país

Escrito por diarioberea 12-09-2010 en General. Comentarios (0)

 

Gobierno de China invierte en fe cristiana para traer la armonía al país

 

Sábado 11 de Septiembre del 2010
Sociedad
 China

 

PEKÍN, China (NoticiaCristiana.com) El gobierno de China, invierte en el desarrollo de la fe cristiana, algo que durante 30 años atrás era imposible. Cuando se piensa en China, uno asociaba este país con Budismo o Taoísmo. Pero el Cristianismo está en auge como nunca antes.

 

Muchas de las restricciones a la libertad de culto que ocurrieron en la Revolución Cultural de los ‘60, han sido desaparecidas y han dado una sorprendente apertura y libertad religiosa.

 

Iglesias evangélicas y católicas, están autorizadas por el Estado y han experimentado unos niveles de crecimiento que pocos habrían predicho en la década de los ‘80.

 

La Iglesia evangélica o protestante china, dice tener 20 millones de feligreses, y los chinos católicos cuentan con 10 millones, aunque en el país existen 1.500 millones de habitantes, así que hay mucho más trabajo, pero esto ya es un avance.

 

El Partido Comunista, les ha abierto el paso a las iglesias católicas y evangélicas, sin embargo otros forman parte de iglesias clandestinas no registradas.

 

El objetivo de la iniciativa del Estado Chino, es que “la religión traiga armonía”, dijo a la BBC, el director general de la Administración Estatal de Asuntos Religiosos, Wang Zuo An, sin embargo, delimitó las líneas que no se deben cruzar.

 

“En China, se practica la separación Iglesia y Estado. El Estado protege la libertad de culto y no interfiere en los asuntos internos de los grupos religiosos; de la misma manera, las religiones tienen que mantenerse dentro del marco de la Constitución, la ley y el orden, no deben interferir en asuntos del Estado, como la administración, educación y justicia”, explicó Wang.

 

“Nuestro gobierno quiere que las religiones se desarrollen en China y estamos dispuestos a proveer toda la ayuda necesaria”. Asistencia que incluye apoyo financiero considerable. Pero, ¿qué saca el Estado comunista de esta inversión?

 

“El progreso que trajo la reforma de China y su proceso de apertura, hemos visto surgir algunos problemas sociales. El gobierno chino espera que las religiones puedan promover la armonía que predican y contribuyan a la construcción de una sociedad más armoniosa”, afirma Wang.

 

“El mensaje a las comunidades religiosas parece ser que si quieren ayudar a promover la unión social, el gobierno comunista no pondrá obstáculos, siempre y cuando se atengan a las reglas y no cuestionen el status quo político”, añadió Wan.

 

Pero, ¿qué fue del compromiso del Comunismo con el ateísmo? “Respecto a la pregunta de si Dios existe, el Partido Comunista Chino cree que no”, aclara Wang.

Noticia Relacionada:

China impartirá educación sexual con valores cristianos

 

(10-09-2010)

.